Carlos Carnicero – El Constitucional y las redes frenan los recortes.


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

El Tribunal Constitucional ha suspendido la aplicación del euro por receta en Cataluña hasta que entre en el fondo de la cuestión. La polémica medida, carente de toda progresividad en su aplicación, es un respiro momentáneo para los jubilados y las rentas más bajas que veían gravada la adquisición de medicamentos de forma indiscriminada. La amenaza, con los mismos argumentos jurídicos, se extiende sobre la Comunidad de Madrid, donde ha sido el gobierno de Rajoy quien ha presentado el recurso.

Cada nueva medida de recortes del Gobierno y del de las comunidades autónomas encuentra una nueva contestación. Batallas que ya son antiguas se mantienen, como el conflicto que envuelve a la sanidad madrileña donde sus profesionales no han tirado la toalla. Al mismo tiempo, el ex consejero Güemes ha decidido abandonar la empresa privada desde donde quería gestionar una parte de la privatización de la sanidad madrileña que él mismo impulso. Las justificaciones a esa incompatibilidad ética de quienes decidieron las aplicaciones y pretenden beneficiarse de ellas no han servido para blindar a Güemes que ante las protestas ha tenido que abandonar la participación en la gestión privatizada.

Son pequeñas victorias parciales que insuflan esperanza de que los recortes emprendidos por el Gobierno y la agenda conservadora en donde se envuelven puede ser detenidos por la acción de las protestas y las redes sociales, y también por los recursos presentados ante el Tribunal Constitucional. El año 2013 no ha hecho más que empezar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído