Pedro Calvo Hernando – Sueños en fase de extinción.


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

Como entonces les adelanté, a raíz de su sonado fracaso en las elecciones autonómicas catalanas del 25 de noviembre, los planes y los sueños de Artur Mas habían entrado en fase de extinción. Ahora mismo, mientras que asistimos a nuevos espectáculos antiéticos y antiestéticos, cristaliza aquel sesgo catalán al que acabo de aludir. Yo sostenía, y ahora con más peso, que no hay ni mucho menos una mayoría determinante en Cataluña para perseguir la independencia (aunque la hubiera, tampoco prosperaría el asunto por no entrar en la Constitución ni en la voluntad de los españoles). Lo cierto es que solamente Esquerra quiere de verdad la independencia, además del pequeño partido CUP, pues CiU y Mas nunca fueron antes independentistas ni lo es en absoluto el componente Unió, que suma al menos el 25% del partido democristiano y por supuesto de sus votantes.

Duran i Lleida, que había desperdiciado antes su poder disuasorio, ahora mismo deja perfectamente claro, tras reflexionar unas semanas, que no están por la labor, ni él ni Unió. Eso significa su quiebro sobre la necesidad de modificar el texto concertado por Mas y Junqueras, buscando la cooperación del PSC y de Iniciativa, que no son partidarios de la independencia, ni muchísimo menos. Mas y Junqueras acaban de dar un importantísimo paso atrás en ese sentido al retirar en el documento la mención a la independencia, a la vista de que estaban solos. Duran tenía y tiene en sus manos la principal llave para que las cosas no se desborden, para que el independentismo se quede en un legítimo sueño de una parte de Cataluña. No acertó en los meses anteriores, pero ahora se ha dado cuenta de lo que tiene que hacer y lo hace. Es claro que esta historia pulverizará su federación con el partido de Artur Mas, pero eso es pecata minuta al lado de la cuestión de fondo. Yo no me imagino una España sin Cataluña ni una Cataluña sin España, ni se lo imagina la inmensa mayoría de los habitantes de este país (incluida Cataluña). Enseguida tendrán todos que centrarse en la solución al problema número uno, que es la crisis y el paro.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído