Victoria Lafora – Cada uno a lo suyo.


MADRID, 02 (OTR/PRESS)

Cuando más necesita este país una alternativa creíble, la oposición parlamentaria, salvo Izquierda Unida, anda desnortada, descabezada y a lo suyo. Lo suyo es la dedicación a sus problemas internos.

Los socialistas, que durante un año han tenido que aguantar la contumaz respuesta a cualquier intento de hacer oposición con el mantra de la «herencia recibida», se muestran inoperantes frente a la gravedad del «Caso Bárcenas/PP». Cada denuncia de esta vergüenza nacional es respondida, primero con un «y tu más» y con una apelación a las disputas internas del PSOE.

Y lo malo es que las disputas existen. Que la unidad de las siglas hace aguas por todos lados. Que una de las consecuencias de la elección de Alfredo Pérez Rubalcaba en el último congreso por una diferencia de solo veintidós votos es la rebelión de la periferia.

Rubalcaba no ha sido capaz de imponer la disciplina de partido a un Pere Navarro que parece sentirse más nacionalista que socialista. O teme que la deriva soberanista impulsada por CIU y ERC les convierta en testimoniales si siguen votando con el PP en contra de la consulta.

Carma Chacón, quien en ningún momento ha renunciado a sus aspiraciones de liderar el partido, ha querido nadar y guardar la ropa. No puede apoyar el «derecho a decidir» porque perdería cualquier opción de ser candidata nacional. Pero tampoco ha querido romper la baraja con el PSC. Mala elección. Se ha quedado en tierra de nadie. Así que , preocupada, hace correr la versión de que le han tendido una trampa y que lo ocurrido es una conspiración contra ella.

Pero el PSOE no tiene solo diferencias con los colegas catalanes. En Galicia también se han rebelado por el sistema para elegir secretario general. Por lo que Ferraz ya no sabe como tapar tantos agujeros. La pérdida del poder y la falta de un liderazgo fuerte lleva a los plantes en el peor momento y por la gente que viene también de perder estrepitosamente sus elecciones autonómicas.

La otra formación que ha resuelto mal su última crisis es UPyD. Rosa Diez, que está subiendo en las encuestas cuando todos bajan, ha decidido proteger a su diputado Toni Cantó tras su impresentable acusación contra las mujeres víctimas de la violencia machista.

No es de recibo ampararse en la falta de formación política de Cantó, que le llevó a dar por bueno un informe manipulado, cuando que él mismo aclaró que la solución al problema no pasa por un enfrentamiento con los hombres. Es decir: siente que las mujeres se están pasando con sus quejas y sus denuncias. El riesgo de ser golpeadas o asesinadas no les autoriza a denunciar: que mueran calladitas.

¿De verdad cree Rosa Diez que Cantó puede seguir en la Comisión de Igualdad porque ya se ha disculpado? ¿Qué aportación va a hacer para ayudar a solucionar la gravísima lacra de la violencia machista con su pensamiento y su ideología?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído