José Luis Gómez – A vueltas con España – La salida de la crisis.


MADRID, 09 (OTR/PRESS)

Esta semana, la rentabilidad exigida al bono español a 10 años alcanzó su nivel más bajo desde noviembre de 2010, con una prima de riesgo (sobrecoste que paga España para financiarse respecto a Alemania) reducida a 326 puntos básicos, camino de converger con la italiana. No es una mala noticia, pero con eso no se resuelve la crisis española; a lo sumo se atenúa.

Basta un dato para justificar esta cautela: a la hora de la verdad, las pymes españolas siguen pagando intereses altísimos para financiarse, mientras las alemanas apenas abonan intereses. Como ha calculado el propio Gobierno de Rajoy, solo una prima de riesgo de 200 puntos básicos detendría la sangría financiera en España, un país que hace enormes sacrificios para «tirar» miles de millones de euros por las alcantarillas de los intereses que perciben los especuladores.

Por tanto, tiene su valor que se suavice la prima de riesgo -de entrada, aparta el fantasma del rescate total- pero el país sigue lejos del objetivo, algo que solo se conseguirá recuperando la confianza en la economía y mejorando la financiación de los bancos.

Desde Europa solo Alemania puede echar una mano, pero antes de sus elecciones de septiembre parece difícil que lo haga, de ahí las cautelas del Banco Central Europeo (BCE), cuya estrategia de fondo depende de lo que diga Berlín. ¿Hay margen? En materia de tipos, por supuesto, ya que si bien continúan en el mínimo histórico (0,75%), están por encima de los que aplican Estados Unidos y Japón. Incluso el Reino Unido -dentro de la UE, pero fuera de la eurozona- tiene los tipos más bajos. Y no olvidemos una lección básica de la política monetaria europea: Alemania salió de la crisis con bajos tipos de interés, que el BCE le sirvió en bandeja para ayudar a sus empresas a invertir. Cuando menos, España necesita lo mismo.

Se le pueden dar muchas vueltas a la economía europea, pero al final la salida nunca será la austeridad, sino crecer, para que se recuperen los ingresos de todos, empezando por los de los Estados.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído