Francisco Muro de Iscar – Somos diferentes


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

Todo depende del color del cristal con que se mira. Según los ministros económicos del Gobierno, la recuperación de nuestra economía va a llegar mucho antes de lo que se espera. Pero mientras llega, lo que tenemos en 6.202.700 parados, un 27,16 por ciento de la población activa, que es una cifra que sólo hace un año, incluso unos meses nos parecía muy lejana, casi imposible. La destrucción de empleo, una vez destruido casi todo el empleo que se podía destruir, sigue imparable. Y los dos millones de hogares donde nadie ingresa nada ponen en duda que, con esta política, alguna vez haya una recuperación económica. Y, sobre todo, que les llegue antes de que se mueran a los que ahora ya no tienen nada. Pero mejoramos, España va bien. Somos diferentes.

Este es un país donde el presidente del máximo órgano judicial se atreve a decir que el acoso a la vivienda de un político, donde viven su mujer o su marido y sus hijos, si no es violento es simplemente el ejercicio de un derecho, el ejercicio de la libertad. Manda carallo. No es de extrañar que un juez de Torrelavega haya dictado una sentencia en el mismo sentido. Como si el acoso en sí mismo no fuera violento y perseguible, especialmente cuando se produce a personas que no tienen ninguna responsabilidad. Ya veremos si cuando estos acosos lleguen a los jueces, que llegarán, dicen lo mismo. Somos diferentes.

En Argentina se ha montado una batalla casi campal en la Cámara de Diputados y protestas en la calle porque la presidenta Kirchner ha cometido una tropelía: modificar el sistema de elección de los miembros del Consejo de la Magistratura que a partir de ahora serán elegidos por la voluntad de la mayoría de los miembros de esa Cámara, es decir de los partidos. Como la presidenta tiene mayoría, ya saben ustedes quién va a gobernar la magistratura argentina. Allí se habla de escándalo, de avances hacia un régimen chavista o de la Cuba castrista* ¿Pero no se parece mucho esa reforma a la que va a sacar adelante el Gobierno del Partido Popular en España, justo al contrario de lo que prometió en su programa electoral? Hay quien sostiene que Gallardón se inspiró en el proyecto argentino* Pero aquí ni la calle se revuelve por eso ni el Congreso se pelea. Al fin y al cabo, los socialistas y apostaron por esa vía que provoca la dependencia y no la independencia imprescindible de uno de los poderes principales del Estado. Somos diferentes.

Aquí, los altos mandos sindicales justifican a los sindicalistas con Visa Oro y gastos suntuarios con el dinero público y algunos políticos, como Más, siguen llamando a la independencia y a la insumisión frente al Gobierno del Partido Popular, mientras su partido, CiU, pacta en el Ayuntamiento de Barcelona con el Partido Popular para desbloquear los Presupuestos. Toma el dinero y corre. Verdaderamente somos diferentes. francisco.muro@planalfa.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído