No te va a gustar – L»armée de La Catalogne


MADRID, 20 (OTR/PRESS)

Al principio, creí que se trataba de una broma. Pero no; parece que, prosiguiendo con la serie de insensateces por las que se quiere despeñar a Cataluña, ese Consejo nacional de Transición (a la independencia) que trata de fijar las bases para la segregación de los catalanes del resto de España propone, ya que no se puede crear un Ejército propio… encargar la defensa de Cataluña a Francia. L»armée de la Catalogne asumiría esta defensa, se supone, frente a unas hipotéticas tropas invasoras de los españoles, porque, por lo demás, exceptuando un eventual ataque procedente de Andorra, o una incursión por mar desde una potencia extranjera enemiga (¿los corsos? ¿los sicilianos? ¿los fenicios? ¿los turcos?), no se acaba de ver para qué necesitaría la Catalunya libre (lliure) alquilar los tanques y los aviones de combate franceses.

Claro que, además, cabe que Francia, que es potencia amiga de España, pueda sentirse escasamente entusiasta a la hora de asumir la defensa de ese «enclave» frente al resto de la península Ibérica, cosa que sin duda no gustaría demasiado al Gobierno instalado en Madrid. El solo planteamiento de esta idea como una posibilidad remota evidencia ya hasta dónde llega el despiste de ese Consell de la transición, que es un «melting pot» de ideas locas, irrealizables, y que, hasta donde me llega, no sabe por dónde tirar ya: algunos hablan de república independiente catalana, y otros, de una especia de Commonwealth a la española, quizá porque ha causado impacto esa encuesta que dice que solamente un tercio de los catalanes cree que esa independencia que Artur Mas ha tomado por agitada bandera va a ser posible…

Y así andamos: despropósito tras despropósito. No resulta extraño que el pobre conseller Mas-Colell ande desesperado en busca de financiación de los Estados Unidos -¿será para pagar el alquiler de los barcos de guerra galos?_y menos extraño aún parece que en los EE.UU le den, a la vista de las noticias que va produciendo «esta» Generalitat, con la puerta en las narices. Por cierto, en París todavía se están riendo. Quo vadis, Mas?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído