Victoria Lafora – Está dejando de ser noticia.


MADRID, 15 (OTR/PRESS)

Contrasta la celeridad con que el magistrado Elpidio Silva decretó la prisión preventiva del señor Blesa (dicho sea de paso, avalada por la Audiencia de Madrid), con la parsimonia con que el juez Ruz se está tomando la instrucción del caso Bárcenas; al menos, en cuanto a medidas cautelares se refiere.

Y es que la gente común, la que asiste estupefacta al magnífico espectáculo de corrupción con el que, día sí y día también, le sorprenden las primeras páginas de los diarios y los informativos de todas las televisiones, no llega a entender como unos y otros transitan de manera tan diversa por este enrevesado mundo de la justicia.

No llega a entender que hace el señor Bárcenas deambulando a sus anchas de aquí para allá, trasladando cajas, maletines y maletas de un sitio para otro, cuando existe un manifiesto riesgo de fuga. Mucho mayor, según se desprende de las últimas revelaciones de la justicia helvética, que el que cabría suponerle al antiguo presidente de Caja Madrid. Pero, en fin, parece que cada maestrillo tiene su librillo.

Mientras tanto, cunde el desaliento ante el cúmulo de chorizos que han campado por sus respetos en España, desvalijando cajas fuertes públicas y privadas, incrustados como sanguijuelas en la piel de unas instituciones a las que han ido sangrado, poco a poco o deprisa, tanto económica como moralmente.

Y eso es lo peor de todo, que la estupefacción, la indignación, a fuera de repetida, está mudando en desaliento y en melancolía. Como si estas perversiones fueran fruto de un extraño e inmutable designio divino.

Ayer, sin ir mas lejos, los periódicos venían cebados de novedades en temas de corrupción. Asuntos y cifras disparatadas pero que ya no sorprenden.

No sorprende que Luis Bárcenas tuviese, en otra cuenta de otro banco suizo, 25,5 millones de euros, ocultos al fisco.

No sorprende que Urdangarin ganase 5,8 millones por actos en Valencia y Baleares, en los que solo gastó 1,9 millones.

No sorprende que Convergencia Democrática de Cataluña recibiera 6,6 millones de euros a cambio de concesión de obras a la constructora Ferrovial, con quien tenia sellado una especie de pacto criminal.

No sorprende que el ex presidente de la patronal, Díaz Ferrán, vaciara dolosamente, cuatrocientos millones de euros de las arcas de Marsans.

Ni el caso de los eres en Andalucía, las ITV, el Palau, Clotilde, Adigsa, en Cataluña, Gürtel en Madrid y Valencia, etc, etc; ya no sorprenden a nadie.

Y eso, a pesar de la enorme cantidad de becas, de fondos para la I+D+I, para la sanidad, para la educación, que este latrocinio continuado hubiera podido suponer.

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído