Más que palabras – Primarias o dedazo


MADRID, 02 (OTR/PRESS)

No levantan cabeza y el inesperado anuncio de Griñán de convocar primarias, para ordenar su sucesión, ha abierto nuevas incertidumbres en el PSOE donde muchos consideran el anuncio como una puñalada trapera del andaluz a Rubalcaba. Es un secreto a voces, que la relación entre ambos ha sido siempre de conveniencia. Las cosas empezaron a torcerse en el último congreso del partido donde la federación andaluza tenía la llave para inclinar la balanza entre Rubalcaba y Carmen Chacón. Aunque es cierto que Griñán no llegó a pronunciarse sobre ninguno de los candidatos, estaba claro que su opción era la de Chacón y por eso cuando, al final, la federación se rompió en dos y Rubalcaba ganó por la mínima se llegó a una solución de compromiso, un reparto de papeles en el que Griñán sustituía a Chaves como presidente del PSOE y Rubalcaba lo lideraba.

Aunque el objetivo último era intentar mantener la estabilidad en el partido, el año y medio que llevan de convivencia ha estado lleno de sobresaltos, mayores a medida que las encuestas siguen a la baja en el partido y el liderazgo de Rubalcaba no remonta. El anuncio de primarias, la intención de Griñán de retirarse de la política y la limitación de mandatos, se diga lo que se diga es una forma de señalarle el camino al líder. No es baladí que Susana Díaz, la persona designada para hacer el relevo generacional y encabezar la posible lista ganadora, fuera la principal valedora de Chacón en el Congreso del 2012, como tampoco lo es que se hayan buscado un candidato de paja para enfrentarse a ella: Luis Planas.

Está claro que pase lo que pase en estas «primarias exprés» y, salga quien salga elegido serán muchos los que pidan que el PSOE a nivel nacional siga los pasos de su principal federación. Todos los ojos estarán puestos en las primarias andaluzas, como una especie de campo de pruebas para lo que pueda ocurrir a nivel nacional, y por eso no pueden ser un trampa ni un pariré que esconda un dedazo para salir del paso. De entrada ha resultado muy extraña la intención de presentarse de Luis Planas, que tendrá que reunir al menos 7.000 avales en apenas un mes para poder concurrir, lo cual puede resultar complicado. Si de lo que se trata es de un pariré para que se presente un sólo candidato o, mejor dicho, la candidata oficial, todo esto será una farsa, lo último que les interesa a los socialistas de cara a los militantes y votantes.

Si de lo que se trata es de elegir libremente y de forma abierta y transparente al líder de los socialistas andaluces sobran las tutelas, aunque evidentemente la candidata oficial cuente, de entrada, con la ventaja añadida de tener el favor de Griñán y controlar el aparato del partido. De momento Rubalcaba ha dado manos libres a Griñán para dirigir su sucesión como crea más conveniente y toda la ejecutiva ha mostrado una actitud de cautela con estas primarias exprés, aunque los recelos y las discrepancias son evidentes. El estruendoso silencio no ha evitado que muchos dirigentes reconozcan en privado que Planas es sólo una «liebre» de Griñán, que previsiblemente no llegara a presentarse por no conseguir los avales necesarios y eso sólo serviría para aumentar la desconfianza en la forma en que se ha planteado el proceso. Lo que es una contradicción es proclamar a los cuatro vientos las bondades de las primarias y luego convertirlas en un dedazo en toda regla. Para ese viaje, para esa operación de maquillaje… no hacen falta alforjas.

TODAS LAS OFERTAS

LA MEJOR SELECCIÓN DE OFERTAS ONLINE

Seleccionamos y organizamos miles de ofertas online para ti

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído