Pedro Calvo Hernando – Me alegro, pese a su falta de estilo


MADRID, 02 (OTR/PRESS)

Lo peor de estas noticias sobre la disminución de las cifras de desempleo es su aprovechamiento político por parte del Gobierno, como Rajoy se ha apresurado en demostrar. Yo me alegro mucho de noticias como la de este martes, con más de 127.000 parados menos en junio que en el mes anterior, pero lamento lo de la politización. Sobre todo si se callan que las cifras del empleo y la contratación no son igualmente buenas, como acredita el hecho de que el número de afiliados a la Seguridad Social solo aumenta en casi 27.000 personas. El número de inscritos es menor que el de junio de 2012. Y así todo. Pero insisto, pese a la falta de estilo de los gobernantes, hay que alegrarse por la noticia del desempleo de junio y rogar a Dios que tal cosa suceda todos los meses con igual o mayor intensidad. Si por ese camino se llegase a frenar la caída en picado del Gobierno de Rajoy, pues bendito sería Dios y a aguantarse de muy buen talante, que no por decir esas cosas vamos a ser menos progresistas. Lo que uno daría por que la derecha se alegrara de esas cosas incluso si ocurrieran con un Gobierno de izquierdas.

Y nada les cuento del efecto benéfico añadido de estas informaciones, al convertirse en un motivo de que por ejemplo yo dedique la columna a tratar de evadirme por un día, aunque sea parcialmente, de la cárcel insufrible de la horrible actualidad. De la insufrible cárcel del Bárcenas en prisión y sus amenazas contra los pobres chicos del PP, empezando por Mariano Rajoy. Del talante de José Ignacio Wert, a quien conocí muchos años atrás y del que nunca pensé que fuese capaz de hacer y decir las cosas que hace y que dice. Evadirme de quienes, como Aguirre, se abochornan en la calle Génova de la corrupción del PP (sic) y se olvidan de su bochorno cinco minutos después, cuando ya están delante Rajoy y la cúpula. Evadirme de las charletas increíbles del ministro de Hacienda. Evadirme del vergonzoso escándalo de la persecución contra Snowden por parte del desdichado Obama, en quien un día yo creí, y del aparato represor contra la libre información y la democracia opinativa.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído