Fernando Jáuregui – «Solo la mitad de los alemanes piensa que España es un país corrupto».


MADRID, 09 (OTR/PRESS)

Conste que el ministro español de Exteriores me parece un tipo capaz, sensato, con sentido del humor y que a veces se pierde por una frase, por una gracieta. Estuve este martes en su desayuno masivo, organizado por Europa Press, y le escuché decir, como no podía ser de otra forma, que el «caso Bárcenas» es obvio que no favorece la «marca España».

Pero le escuché también que los españoles somos los peores enemigos de los españoles, como achacándonos que tanta publicidad en torno a Bárcenas y sus amigotes (sean quienes sean) es lo que nos da mala fama en el extranjero. Pensé que tal vez es el mensajero, y no al tesorero, a quien hay que anular.

Ya digo: aprecio a José Manuel García Margallo. Pero me preocupan sus estadísticas. Para defender las bondades de la «marca España» (yo creo en esas bondades, pero pienso que están mal gerenciadas), nos dijo que un ochenta por ciento de los españoles está convencido de que este nuestro es un país corrupto, «y solamente el cincuenta por ciento de los alemanes pienso esto».

Pues eso: que me fui del desayuno profundamente inquieto. ¿Qué diablos estamos defendiendo?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído