Escaño Cero – «Espiados»


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

Lo ha publicado Der Spiegel: la Agencia de Seguridad de Estados Unidos amén de espiar a Rusia, China o Corea, también espía a sus supuestos amigos, léase Alemania, Italia, Francia e incluso a España. Y luego el presidente Obama pone cara de bueno y se queja de las filtraciones de Ewaurd Snowden calificándole de antipatriota. Lo cierto es que las distintas Administracciones norteamericanas se creen que tienen el derecho de saber todo sobre los demás de manera que tienen legalizado el espiar a amigos y enemigos, de la misma manera que no se cortan por tener abierto Guantánamo o apoyar regímenes corruptos.

Por eso resulta de una hipocresía que clama al cielo que Obama se nos haya puesto digno negándose a reunirse con el Presidente Putin con la excusa de que Rusia ha dado asilo político a Edward Snowden, el hombre que ha descubierto al mundo que Estados Unidos tiene un potentísimo programa de escuchas y que no hay conversación que no quede registrada.

La verdad es que no alcanzo a imaginarme qué quieren saber los norteamericanos de España que no puedan leer en los periódicos. Bien es verdad que lo del espionaje es un negocio y hay mucha gente que vive de eso, de espiar.

Pero vamos, si lo que quieren saber es si Mariano Rajoy va a aguantar hasta que finalice la legislatura a pesar de que el caso Bárcenas continua dándole disgustos, o si Rubalcaba tiene posibilidades de ganar las próximas generales, o qué piensan hacer o deshacer las empresas que cotizan en el Ibex, o incluso si les interesan los líos de nuestra Casa Real, creo yo que se ahorrarían unos cuántos dólares con una lectura aplicada de los periódicos.

Pero bueno, si se trata de no discriminarnos y nos han metido en la lista de «espiables» allá ellos, eso sí, luego les extrañará que el personal les tenga tirria, y que piensen que son unos prepotentes, y que qué se han creído, etc, etc, etc.

En realidad, Obama ha encontrado en el presidente ruso Vladimir Putin la horma de su zapato, porque el presidente ruso no se corta y gobierna sin bajar la cabeza ante el coloso norteamericano.

A estas alturas el crédito político-moral de Barack Obama está por los suelos. Apenas ha cumplido algunos puntos de su programa electoral, y no solo eso, todos esos discursos floridos sobre derechos humanos,sobre la nueva relación de Estados Unidos con el resto del mundo solo eran palabras,palabras vacias. En realidad Obama está resultando un «bleff» y lo peor es que no sólo en Estados Unidos, sino en el resto del mundo éramos millones los que confiábamos en que con Obama en la Casa Blanca el mundo podía comenzar a ser un poco mejor. Los hechos son tenaces y ahora nos encontramos que la Administración de Estados Unidos tiene programas para espiar a todo lo que se mueve, sean amigos o enemigos, o sea como los demás. Lo único que habría que pedirles es que se abstengan de dar lecciones de moral.

¡Ah¡ y esas palabras de Obama invitando a Edward Snowden a regresar a Estados Unidos para dar la cara y ser juzgado allí, son un canto al vacío. Yo si fuera Snowden no me movería de donde está. El mejor que nadie debe de saber cómo se las gastan las Agencias de Inteligencia y lo más probable es que más que un juicio termine hecho picadillo. Y ya saben, tengan cuidado con lo que dicen o escriben, porque las antenas de los norteamericanos no descansan.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído