Andrés Aberasturi – No entiendo


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Leo en «El Confidencial Digital» que el PSOE maneja una encuesta, a nueve meses de las elecciones europeas, verdaderamente catastrófica; de forma resumida pasaría lo siguiente: de cada cien españoles, sesenta ni se molestarían en votar; de los cuarenta que sí lo harían, el 37% votaría PP, el 30% PSOE y un 17% IU. ¿He escrito catastrófica? Me arrepiento y corrijo: normal y, en todo caso, excesiva para la que está cayendo dentro y fuera.

Para ir por partes: ¿A qué europeo sensato le interesa realmente el Parlamento Europeo? ¿Realmente alguien cree que sirve para algo más que para alejar de los partidos a los incómodos y que los incómodos alejados -no todos, claro- pillen dietas y otras cosas? El Parlamento Europeo a día de hoy es una broma carísima y tan inútil que sólo se puede comparar con el Senado de España. Por lo tanto resulta incluso exagerado que aún piensen acercarse a las urnas cuarenta de cada cien españoles. Muchos son. Pero lo peor de todo esto es que la broma nos sale carísima porque habrá campaña y hasta promesas. En fin. (Abro este paréntesis para plantear muy seriamente una posibilidad: separar las elecciones de Congreso y Senado. O sea, que hubiera concluido Umbral).

Pero es que además de la baja y más que justificada abstención, resulta que los dos grandes partidos se desploman una vez más en las encuestas alcanzando mínimos creo que históricos. ¿Y qué esperaban? Desde hace demasiado tiempo resulta muy complicado respirar en este país con cierta normalidad y ya hemos llegado a ese momento en el que no eres capaz -al menos yo no lo soy- de explicarte nada.

No entiendo que el presidente del Gobierno asista como un espectador impasible a lo que está ocurriendo en su partido. No entiendo lo que está ocurriendo en el partido que sostiene al presidente del Gobierno impasible; cuando ya te han metido tantísimos goles por todas las escuadras, lo menos recomendable parece dormir el balón y esperar a que escampe porque el árbitro puede pitar el final del partido.

No entiendo cómo el PSOE no se moviliza cuando pese a los recortes, la crisis, los escándalos del PP no sólo no remontan sino que bajan aun más.

No entiendo que viendo lo que están viendo en la acera de enfrente, alguien en el PSOE no exija depurar responsabilidades por el escándalo de los EREs que va en aumento y les va a explotar entre las manos. Aunque tal vez da igual porque IU, seguirá apoyando.

No entiendo por qué se dispara la intención de voto en Izquierda Unida que sigue apoyando al PSE sabiendo como ya deberían saber que lo de los EREs no es cosa de cuatro mangantes. El ansia de poder debe tener un límite y aquí no hay confusión posible: o estas a un lado o estás a otro, pero es imposible estar en los dos y tratar de justificarlo.

No entiendo a CIU, pero eso no es normal.

Cuando a las urnas sólo se acerquen los militantes radicales frente a la triste indiferencia de la mayoría de los ciudadanos, tal vez los partidos se den cuenta de que la democracia está en peligro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído