El rincón del soneto – ROSALÍA MERA.


ROSALÍA MERA

Tenía mil millones y murió,
y de su dinero no llevó nada,
solo una caja muy adornada
que la funeraria le preparó.

Casi sin enterarse se esfumó
cuando estaba en mil cosas ocupada,
pero la muerte estaba agazapada
y en un muy breve asalto la mató.

¡Tanto trabajo y tanto loco empeño
para acabar en un ataúd pequeño!
La traidora muerte a nadie perdona,

muy poco le importa lo que uno quiere
y como el cuerpo al fin se desmorona
atendamos al alma, que no muere.

___________________
Por Salvador Freixedo
Último libro del autor:
«LA EXPAÑA DE Z»
✉ salvador.freixedo@hotmail.com
Suscripción gratuita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Freixedo

Ex jesuita, escritor polémico, experto en religiones comparadas y parapsicología.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído