Escaño Cero – La hora de la verdad.


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

En verano, los asuntos políticos suelen disminuir pero éste verano del 2013 no ha sido así, de manera que comenzamos el curso como lo terminamos, con el asunto Bárcenas ocupando titulares y marcando la agenda política del Gobierno por más que Mariano Rajoy se empeñe en lo contrario.

Desde el PP la consigna lanzada es que habida cuenta de que la economía empieza a dar signos de recuperación no hay que distraerse en otras cuestiones. El problema es que esas otras cuestiones afectan directamente a la credibilidad del Presidente del Gobierno y sobre todo tienen que ver con la financiación del PP. De manera que hasta que el caso Bárcenas no se despeje, es decir, hasta que no se conozca la verdad y toda la verdad, difícilmente se podrá pedir a los ciudadanos que no se ocupen de las andanzas del ex tesorero popular.

Me parece a mí que cuanto más tarden en el PP en contar toda la verdad y en asumir responsabilidades más difícil les será gobernar.

Por otra parte, y pese a que el Presidente, como despedida en sus vacaciones se dedicó a elogiar a todos los miembros de su Gobierno, es evidente de que tiene a varios ministros totalmente achicharrados por unas u otras razones. La verdad es que nunca he comprendido las reticencias de los presidentes, no importa cual haya sido su color político, para remodelar sus gobiernos. En este caso es más que evidente que el Gobierno debería de ser remodelado y si me apuran la dirección del PP también.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que se ha dejado jirones con el asunto Bárcenas, tiene que explicar, lo mismo que otros dirigentes, su verdadero papel en toda esta farsa. Y es que es mejor ponerse una vez colorado que ciento amarillos, y las medias verdades y las explicaciones rocambolescas no van a ninguna parte. Intentar, pongamos como ejemplo, que los ciudadanos nos creamos que lo normal es destruir la información contenida en unos ordenadores que en su día fueron del ex tesorero es querer tomarnos el pelo y tomarnos por tontos.

El asunto Bárcenas está emborronando la vida política, está atenazando al PP, está restando credibilidad y confianza en el Presidente del Gobierno, a las encuestas me remito, y está marcando la agenda política. Hoy, lo mismo que ayer, todo gira alrededor de lo dicho o hecho por el ex tesorero del PP.

Me parece a mi que ha llegado la hora de la verdad, y que o el PP lo entiende así o por mucho que mejore la economía terminaran pagando en las urnas tanto despropósito y sobre todo perderán la credibilidad que les queda, que ya no es mucha.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído