Escaño cero – ¿Y los responsables, qué?


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

La situación de Iberia preocupa al Gobierno. No es para menos. La compañía aérea española esta sufriendo una crisis que puede llegar a cuestionar su propia existencia.

Los responsables de la situación de Iberia tienen nombres y apellidos, los mismos que decidieron fusionarla con la British Airways en un acuerdo favorable para los ingleses y altamente perjudicial para los intereses de la línea aérea española. Peor no solo los ejecutivos de Iberia son responsables, también los dirigentes políticos que no hicieron lo que estaba en su mano para que una compañía que había sido estatal no terminara entregada a intereses espurios.

Ahora el Gobierno se encuentra con que el valor de Aena y la T4,levantada con el dinero de todos los ciudadanos, cada vez valen menos y todo a causa de la crisis de Iberia.

El ministro de Industria José Manuel Soria es quien más viene poniendo el dedo en la llaga reconociendo públicamente que la fusión de Iberia con la British ha beneficiado a la compañía inglesa y ha puesto en la picota a la española. Pero a los directivos de Iberia poco les importan las reflexiones del ministro, es más, cuando Soria lamentó que Iberia estuviera pensando suspender alguna de sus rutas a América Latina, no dudaron en llevarlas a cabo poniendo en evidencia que pasaban de lo que pudiera opinar un ministro del Gobierno de España.

En los últimos años Iberia ha perdido rutas, y por tanto pasajeros, y la dirección se han empeñado en enfrentarse con los trabajadores.

Ahora que los actuales directivos ya han hundido Iberia convirtiéndola en la tercera compañía española cuando hasta hace no tanto era la primera, hay que preguntarse si éstos directivos van a pagar por ello.

Ya está bien de esos gestores que se hacen cargo de grandes compañías y o de instituciones bancarias y los hunden peor encima cobran grandes sueldos y estupendos planes de pensiones. Quienes hemos crecido con Iberia sentimos está compañía que fuera estatal como un poco nuestra y por tanto nos da rabia ver lo que han hecho con ella.

Creo que el ministro Soria y la ministra Ana Pastor tienen que hacer algo más que lamentarse. En mi opinión tienen la obligación de hacer algo para que Iberia vuelva a ser lo que era y a lo mejor en ese algo está el de propiciar la ruptura con la Britis, compañía que estaba moribunda antes de fusionarse con Iberia y que ahora se ha recuperado como un vampiro que chupa la sangre a sus víctimas.

Ya digo, el ministro Soria debe dejar de lamentarse y hacer algo, y de paso no estaría de más que la clase política empieza a pensar que se deben de arbitrar medidas contundentes para quienes gestionan empresas que tienen una gran trascendencia social o han sido estatales y que con su gestión, como en el caso de Iberia, de Bankia o de tanta otras Cajas, terminan arrastrando esas entidades y perjudicando los intereses de los ciudadanos y de España. Pues eso.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído