A vueltas con España – El futuro es de Felipe.


MADRID, 21 (OTR/PRESS)

El jefe de la Casa Real, Rafael Spottorno, ha descartado con rotundidad y gesto serio cualquier hipótesis de abdicación del Rey. Ya veremos. Sobre el papel, caben dos opciones: la más normal, que Juan Carlos decida marcharse, y la menos probable, que sea inhabilitado por decisión de las Cortes en caso de que no pudiera desempeñar las funciones propias de su cargo, lo cual daría paso a una regencia. Sea como sea, en la calle son insistentes los rumores sobre la abdicación, lo cual no es bueno para nadie; menos aún para el dinero y la economía.

Todo parece indicar que al país le sentaría bien hacer la sucesión en el primer momento que la situación política y socioeconómica lo permita, a sabiendas de que en Madrid se empieza a decir que este último trimestre se va a notar una mejoría en la economía. Menos alentador es el panorama político, entre otras razones porque ha coincidido la peor plantilla de políticos, en todos los grupos, de la democracia.

A Mariano Rajoy le ha sentado bien estar de vacaciones. Está más animado ante la recuperación económica, si bien es consciente de que una cosa es volver a crecer y otra, muy distinta, diluir seis millones de parados. No lo dice pero sabe, como cualquier persona informada, que la justicia puede tocarle la cara, y lleva muy mal la situación de Cataluña, donde tanto el Gobierno como el PP carecen de un discurso con capacidad de seducción para la mayoría de los catalanes. Tampoco dispone Rajoy de personas capaces de crear ese discurso y de interpretarlo públicamente. Una misión difícil -casi misión imposible- que sólo alguien como Josep Piqué podría escribir y escenificar. O al menos intentarlo.

Está en juego el futuro de España -Cataluña representa un 20% de su economía y muchas cosas más, obviamente-, sin que nadie se atreva a salir al paso con una acción política en positivo. Falta un Piqué en el PP, un Felipe en el PSOE y un Pujol en CiU. Ni siquiera está el Rey en forma para crear buen rollo. Pero el futuro no se construye con la nostalgia del pasado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído