Escaño cero – La crisis está aquí.


MADRID, 8 (OTR/PRESS)

Desde el Gobierno repiten como si de un mantra se tratara que estamos saliendo de la crisis. ¡Ojalá tengan razón¡ El problema es que esta afirmación no se corresponde con la realidad. No digo que no estén saliendo las cuentas macroeconómicas, son las de los ciudadanos de a pie las que no salen.
Mariano Rajoy y sus ministros deberían darse un baño de realidad es decir pisar la calle y se encontrarán con millones de personas que no solo han perdido su empleo sino que seguramente no volverán a trabajar nunca más por su edad. Sí, por su edad. Y es que hay parados que tienen cincuenta y tantos años que saben que difícilmente alguien les volverá a contratar de manera que se contienen su rabia e intentan resignarse a un futuro no solo incierto sino desolador.
También se encontrarían a miles de jóvenes que están haciendo las maletas porque España no les ofrece ninguna oportunidad. Son los nuevos emigrantes, jóvenes sobradamente preparados dispuestos a marcharse a otros países donde con suerte les ofrecerán sueldos mileuristas pero que aceptarán con tal de tener la posibilidad de trabajar.
Y si se topan con algún pensionista seguramente les contará que con sus exiguas pensiones tienen que sacar adelante a sus familias, que la crisis les ha devuelto a sus hijos a casa y muchos llegan acompañados de sus parejas e hijos. Y así con la pensión de los abuelos viven dos o tres familias.
Si se dan una vuelta por alguna de las Universidades públicas se encontrarán los rostros compungidos de cientos de estudiantes que por falta de becas no pueden pagar la matricula, que tienen que abandonar la carrera a medias o simplemente olvidarse de cumplir su sueño de estudiar una carrera universitaria.
En cuanto a los enfermos, sobre todo a los dependientes, si les escuchan sabrán de sus dificultades, de la falta de ayudas, de que sus familias apenas pueden sacarles adelante.
Estos son solo algunos de los ejemplos de la España real, esa que no sabe de las cifras macroeconómicas, y que se enfada cuando escuchan al Presidente o a sus ministros repetir sonrientes el mantra de que estamos saliendo de la crisis. ¿Quién está saliendo de la crisis? se preguntan, porque ellos no, y lo que es peor no ven que el futuro vaya a ser mejor.
Esta crisis está dejando miles de excluidos, está creando una nueva pobreza, está enterrando el Estado del bienestar. En realidad esta crisis es la excusa para acabar precisamente con el Estado del bienestar e instaurar un modelo en el que la premisa es el salvese quién pueda, en el que se está convenciendo a la gente de que para subsistir tiene que renunciar a derechos y sobre todo a cobrar sueldos dignos, que lo que debe de hacer es conformarse con lo que le dan. Ese es el verdadero resultado de la crisis.
Si Mariano Rajoy y sus ministros pisaran la calle, si de verdad escucharan a la gente, si por un momento se metieran en sus zapatos comprenderían que su «mantra» no convence a nadie, que suena a sarcasmo, a broma pesada porque la crisis sigue aquí, continua entre nosotros.
Lo peor es que con los Presupuestos Generales del Estado previstos para el 2014 las cosas no irán a mejor porque no hay en ellos nada que dé lugar a la creación de empleo, y mientras el paro continúe aumentando la crisis habitará entre nosotros.
No basta con repetir unas cuantas palabras para cambiar la realidad y por más que Rajoy y los suyos se empeñen, la realidad es la que es, y la de hoy es la de una España desolada.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído