Pedro Calvo Hernando – Josep Antoni en su encrucijada


MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Josep Antoni Duran al fin ha hablado claro y ha expuesto su verdadero pensamiento en el Congreso de los Diputados, por lo cual le felicito y le envío mi reconocimiento. Al mismo tiempo, ha dado un paso que puede ser trascendente en su carrera política, que puede cambiar 180 grados y lo mismo sucedería con su partido, Uniò Democrática de Catalunya. Después de lo dicho por Duran en su debate con el presidente Rajoy, un hecho al que no se le ha dado toda la importancia que tiene, el devenir político del tsunami independentista tiene que cambiar necesariamente. Duran ha sido a lo largo de muchos años una de las voces más sensatas e inteligentes de la clase política. Ahora pasa a ser la voz más sensata e inteligente en el gran debate desencadenado en Cataluña a raíz de la Diada de 2012, cuando el president Artur Mas se enganchó a la riada independentista, rompiendo una tradición de muchos años de su partido y singularmente durante los 23 años de Jordi Pujol en la presidencia de la Generalitat, en coalición/federación con Unió.
Duran i Lleida ha debido de entender que seguir abrazado a Mas y su Convergència puede ser una actitud altamente peligrosa para Cataluña y España, pero también para él mismo y su partido Uniò. Ni él ni Uniò fueron nunca secesionistas y seguir favoreciendo, con su sola presencia, el proyecto de Mas, se me antojaría un proceder absurdo e irresponsable. Lo mejor sería que trabajasen en un proyecto de coalición con los otros partidos catalanes que quieren unas altas cotas de autogobierno, en el espacio central, entre el rigorismo centralista y el maximalismo independentista, proyectos ambos no solo inviables sino además contraproducentes para lo que esta región hermana necesita. Duran sabe, y lo ha dicho, que ya no hay nada que hacer para evitar el choque de trenes y que lo mejor es salirse de esa vía catastrófica y construir ese otro camino racional, inteligente y muy respetuoso con la historia y la tradición política y cultural de Cataluña. Y a lo mejor arrastraban a Mas y los suyos a ese mismo camino. Sería lo mejor y lo único viable para todos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído