Escaño cero – La jugada de Rosa


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Tiene merito Rosa Díez. Paso a paso y contra todo pronostico ha logrado hacerse un hueco en la política y eso que tanto el PSOE como el PP han hecho lo imposible por ningunearla. Pero Rosa Díez no se ha rendido y ahí está cambiando el paso a los dos grandes partidos.
Lo cierto es que con su última jugada ha logrado poner nerviosos a socialistas y populares. Al PSOE incluso le ha creado un problema interno. Y es que ha puesto una pica en Flandes al lograr que el Parlamento debatiera y votara sobre la pretensión de los políticos nacionalistas catalanes de convocar un referéndum para que sus conciudadanos decidan si quieren que Cataluña se independice de España.
A Pérez Rubalcaba no le podía venir peor que le obligaran a retratarse en esa votación sabiendo que sus compañeros del PSC no iban a apoyar la moción de UPyD. Y al PP le ha fastidiado que sea Rosa Díez la que plantee de manera rotunda un órdago precisamente en un momento en el que se está haciendo «política de pasillos y despachos» para intentar que no se rompan todos los puentes con CiU.
Pero al final Rosa Díez se ha salido con la suya y ha obligado a retratarse a todos los miembros de la Cámara y el resultado como ya saben ha sido que PP y PSOE han votado a favor de la moción de UPyD que no era otra que recordar que la soberanía nacional recae en todos los ciudadanos españoles de manera que una parte no puede decidir sobre su futuro sino que en todo caso, puestos a votar, el resto de los ciudadanos también tendrían voz y voto, lo que a pesar de ser una obviedad produce urticaria en filas nacionalistas porque precisamente creen lo contrario, es decir, que el resto de los ciudadanos españoles no tienen que tener voto sobre lo que les concierne a ellos.
Lo cierto es que el PSOE ha vivido días convulsos a cuenta de la iniciativa de Rosa Díez, y que a la dirección del PSOE le ha costado decidir votar a favor de la propuesta de UPyD. Tuvieron que ser Alfonso Guerra y Manuel Chaves, que no son precisamente amigos, los que convencieron a sus compañeros que votar lo contrario o abstenerse habría sido un error que una mayoría de ciudadanos no perdonaría al PSOE.
Si algo es evidente es que al PSOE le está haciendo daño su postura en el problema catalán. Pérez Rubalcaba se las ve y se las desea para buscar un equilibrio entre las posición del PSOE y la del PSC, pero eso, ya digo, está desgastando al PSOE porque los ciudadanos no están por las posturas tibias. La verdad sea dicha la insistencia de Pérez Rubalcaba de que hay que modificar la Constitución seguramente es una propuesta que ya llega tarde y en todo caso la opinión publica no parece entusiasmada con la idea de abrir un periodo constituyente.
El caso es que Rosa Díez ha logrado que todos los ciudadanos visualicen que el Congreso de los Diputados mayoritariamente está en contra del mal llamado derecho a decidir que propugna CIU jaleado por Esquerra, y apoyados por la Izquierda Plural, PNV y algún diputado del grupo mixto. Quizá también haya servido para que Artur Mas se de cuenta de se ha metido en un callejón sin salida.
El caso es que la jugada de Rosa Diez ha incomodado a todos pero ella y su partido UPyD se han apuntado un tanto, pero eso sí, ha aumentado la tirria que muchos le tienen en filas populares y socialistas. Y es que les ha ganado por la mano…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído