Fernando Jáuregui – No te enteras, Junqueras


MADRID, 14 (OTR/PRESS)

Perdón por sugerir un titular tan castizo como este que reza «que no te enteras, Junqueras». Pero es que Don Oriol Junqueras, líder de Esquerra Republicana de Catalunya, partido que por cierto podría llegar a ser el más votado de Cataluña, simplemente no se entera.
Amenazar a «España» (o sea, al resto de España) con paralizar la economía de Cataluña durante una semana es pegarse un tir en el peu. Un tiro en el pie en toda regla. Y es obligar a que cualquier persona sensata se pregunte, en Cataluña y en el resto de España, si merecemos esta clase política. De hecho, me consta que no solamente los empresarios, grandes, pequeños y medianos, la sociedad civil en general y eso que ha dado en llamarse «clase política», incluyendo no pocos miembros de Esquerra, se han echado las manos a la cabeza: ¡irse a Bruselas, en un intento de ganar euroadeptos al secesionismo catalán, y lanzar ese mensaje! De locos.
Siento decirlo, o quizá no lo sienta tanto, porque pienso que esta deriva independentista va a acabar mal para muchos catalanes, pero me da la impresión de que esta movida, tan alegremente puesta en marcha por Artur Mas, se dirige directamente a la escollera. No solamente porque la fractura de la coalición sempiterna de Convergencia con Unió se va a ir al garete -es urgente una recomposición del mapa político catalán, tan antinatural-, sino porque la confianza de los mercados exteriores en la marca Catalunya, al menos ya tan resquebrajada como la propia marca (del resto de) España, queda así hecha añicos, supongo que no precisamente para gozo ni del señor Mas, ni de su inefable portavoz, el señor Francesc Homs, ni de su peculiar conseller económico, don Andreu Mas-Cullel.
Apañados van si esta es la política de comunicación que llevan en el tren secesionista: amenazar con parar la economía catalana -Junqueras ya ha empezado a dar marcha atrás, matizando lo inmatizable-. Y ello, solamente horas después de que, en Israel, alguien del séquito del molt honorable president de la Generalitat dijese a un grupo de becados que pretendían saludarle que Artur Mas no quería «entrevistarse con españoles». Luego también llegaron, pienso que demasiado tarde, las matizaciones.
Y, así, del reconozco que chuleta «que no te enteras, Junqueras», podríamos pasar al jocoso «¿cuándo te enterarás, Artur Mas?». Jocoso si la cosa diera para un tono festivo, naturalmente, que me parece que no da. La cosa es más bien triste, muy triste para quienes, como yo mismo y muchísimos otros, amamos sinceramente a Cataluña y lo catalán. Pero algunos, sin enterarse.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído