Escaño Cero – El vértigo de Susana


MADRID, 26 (OTR/PRESS)

Susana Díaz tiene razones fundadas para sentir ese «vértigo responsable» que asegura sentir. De la misma manera que acierta al decir que exageran quienes la comparan con Felipe González.

Lo peor que le puede suceder a esta dirigente socialista es creérselo, dejarse llevar por los cantos de las sirenas, de todos los «pelotas» que de ahora en adelante le van a decir que es la mejor, que ella es como la mamá de Tarzán.

Y es que es tan angustiosa la situación del PSOE, tan evidente que están a falta de un líder al que creerse que muchos socialistas han empezado a entronizar a Díaz porque ven en ella a alguien capaz de recuperar el discurso clásico de la socialdemocracia y las señas de identidad del viejo partido de Pablo Iglesias.

En filas socialistas esperan mucho de Susana Díez por eso también hay quienes en voz tenue murmuran eso de «ojalá no sea un nuevo Zapatero».

No obstante la nueva presidenta de Andalucía está demostrando que tiene personalidad política propia, ambición, y que no se encoge ante sus mayores, incluido el mismísimo Pérez Rubalcaba. En realidad ya ha dejado claro que va a mandar, que tiene ideas propias, y que va a hacer valer el peso de la federación socialista andaluza en la política del PSOE.

El entusiasmo que despierta Susana Díaz es tanto que muchos quieren verla convertida en la próxima secretaria general del PSOE y candidata a la presidencia del Gobierno. Y no digo yo que no pueda o vaya a serlo, el único problema es de calendario, que no es poco.

Para empezar Susana Díaz tiene que revalidar en las urnas la presidencia de la comunidad autónoma andaluza, eso claro, no le impediría ser secretaria general del PSOE, pero ya se sabe que quien mucho abarca a poco llega.

La siguiente cuestión es si Díaz está de paso en Andalucía puesto que sus compañeros, no solo andaluces sino, del resto de España, la ven ya como su mejor baza, es decir, como una buena candidata a la presidencia del Gobierno de España.

La verdad es que en el PSOE estos días se escucha de todo. Por ejemplo en los aledaños de Ferraz hay quién dice que Susana Díaz es el futuro pero que es mejor que gobierne Andalucía unos años y luego dé el salto a Madrid y mientras tanto en las próximas generales que se presente Rubalcaba, vamos como si fuera a guardarle el sitio.

Pero hay otros socialistas que creen que su compañera andaluza debe de ser valiente y responder a las expectativas que ha generado.

Yo creo que Susana Díaz tiene sus propios planes, su propio calendario, y que ella y nada más que ella sabe que pasos va a dar, en que dirección y cuando.

Mientras tanto no le viene mal sufrir algún que otro ataque de vértigo y no olvidarse que donde hoy todos son halagos mañana pueden ser críticas.

Su principal reto personal es no levitar, un error que cometen muchos de los que acarician el poder de la política porque comienzan a escuchar halagos sin ton ni son y a ser tratados con una reverencia pastosa.

Hará bien Susana Díaz en recordar que sólo es una mujer.

Nada más y nada menos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído