Señales esperanzadoras


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

Los datos de paro registrado conocidos el martes son bastante más esperanzadores de lo que podría suponerse para un mes de noviembre. Nunca en la serie histórica este mes del año había arrojado números positivos.

Cierto que no son tan buenos los de afiliados a la seguridad Social, aunque sí lo sean por comparación con noviembre del pasado año, cuando se dieron de baja más de 200.000. Los datos son bastante mejores si se limpian del efecto calendario, ya que en este caso el paro habría bajado en más de 40.000 y las bajas de cotizantes superarían apenas los 2.000.

Hay que estar satisfechos? Está claro que no. El desempleo sigue siendo el principal problema de la economía española y cada vez más personas van dejando de cobrar prestación.

Ahora bien, tampoco se puede caer en el pesimismo.

Esta tarea va a ser ardua y lenta, aunque no sé si tanto como pronostican algunos.

Hay que apuntar además que ha mejorado la percepción de los españoles y que parte del crecimiento que se está generando, en torno al 0,5 por ciento, es por el aumento del consumo y la inversión, cosa que hacía meses y meses que no veíamos.

Por ello, hay que seguir insistiendo en el adelgazamiento de las Administraciones Públicas de forma que queden libres recursos para financiar proyectos de inversión que generen puestos de trabajo y también para bajar los impuestos que están penalizando a las familias y a la contratación de trabajadores.

Parece que por el lado del sistema financiero se puede ser algo más optimista, así que junto con el menos endeudamiento de familias y empresas y una corrección mayor del déficit público sí podríamos ver cómo 2014 podría ser el año del arranque de la recuperación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído