A vueltas con España – Nueva etapa en el País Vasco.


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

El hecho de que «los duros de los duros de ETA», como dice el analista Luis R. Aizpeolea, asuman las vías políticas y rechacen la violencia constituye el broche final que le faltaba al proceso de desmantelamiento de ETA para su total credibilidad. Y así lo corrobora la propia izquierda abertzale, que es la que lleva las riendas, al dar por hecho que el proceso de paz no tiene marcha atrás. Un nuevo comunicado de ETA avanzará hacia su final.
Cuando todo pase, sin descartar tensiones políticas y expresiones de sufrimiento de las víctimas, irá volviendo la política, de modo que el futuro de los presos sea más una cuestión individual que colectiva, una vez que ellos mismos acataron el sistema judicial y penitenciario de España, algo sin precedentes. Y la política abertzale tendrá dos ejes: el reconocimiento de Euskal Herria como sujeto político y el derecho a decidir. Quedará así atrás medio siglo de terrorismo, con centenares de muertos y miles de heridos.
Si el debate político de fondo -el derecho a decidir- no aflora más es porque quedan los flecos de la desaparición de ETA y también porque ese asunto ya no sería competencia del Foro Social, la organización que promueve el proceso de paz en el País Vasco junto a destacados mediadores internacionales.
Sortu -nacer, surgir o crear en euskera-, considerado el heredero de la ilegalizada Batasuna, será el partido ya legalizado que ocupará el espacio central del nacionalismo vasco independentista, de momento a través de la coalición electoral Bildu.
La constitución de un Estado vasco en el marco europeo es su principal objetivo declarado. Su líder, elegido por las bases, es Arnaldo Otegi, pero al estar encarcelado por el «caso Bateragune» -nombre del partido que intentaba construir supuestamente por orden de ETA, en 2009-, sus compañeros dejaron el puesto de secretario general vacante hasta que llegue su libertad. Su liberación, pendiente de un hilo jurídico -¿es posible que un documento que no sirvió para ilegalizar a Bildu, sí sea válido para mantener en presión a Otegi acusado de ser dirigente de ETA?-, marcará una nueva etapa en la política del País Vasco, ahora dominada por el PNV.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído