Cayetano González – Decisiones Pendientes.


MADRID, 6 (OTR/PRESS)

El año que acaba de comenzar tiene el último domingo de mayo una cita con las urnas, ya que ese día se celebrarán las elecciones europeas. Estas serán las primeras de una serie de convocatorias electorales que tendrán su continuación en el 2015, primero con las autonómicas y municipales en la primavera y posteriormente, en el otoño, las generales. Por ello los partidos políticos tendrán que tomar en las próximas semanas decisiones importantes, empezando por la elección de quienes serán los cabezas de lista para las europeas.
Pero quizás, la decisión mas trascendente corresponde al PSOE, que deberá decidir si sigue o no con el actual líder. El próximo día 18 el Comité Federal de los socialistas fijará la fecha de las elecciones primarias para designar quien será el candidato del partido en las próximas elecciones generales. Una vez que se conozca la fecha de esas primarias, lo relevante será saber que candidatos se van a presentar y, fundamentalmente, si lo hará o no Rubalcaba. Este fue elegido secretario general del PSOE en el Congreso de Sevilla de enero de 2012, celebrado tras haber cosechado, en las elecciones generales de noviembre de 2011, el peor resultado desde la transición democrática. Las encuestas apuntan a que con Rubalcaba, el PSOE no remonta, pero la decisión de presentarse o no a las primarias y en caso de hacerlo, de salir reelegido o no, corresponde exclusivamente al propio interesado y, por supuesto, a los militantes del PSOE.
Por otro lado, están las incógnitas creadas en los últimos meses en torno al nacimiento de nuevas formaciones políticas. En esa tesitura se encuentra Ciudadanos, el partido liderado por Albert Rivera, que estaría sopesando la posibilidad de pasar de ser un partido de ámbito estrictamente catalán a presentarse en todo el territorio nacional. En el ámbito de la derecha se movería el proyecto impulsado por el todavía eurodiputado del PP, Alejo Vidal Quadras, y el ex-dirigente vasco de este partido, Santiago Abascal. Un partido que, caso de formarse, sería una opción que bien podría recoger una parte del electorado tradicional del PP que está muy descontento con la política seguida por el Gobierno de Rajoy en dos cuestiones tan sensibles como la lucha antiterrorista o el desafío secesionistas planteado por Artur Mas desde Cataluña.
Se que para muchos lectores, esto de que estemos en puertas de un largo periodo electoral no es una buena noticia, bien porque les interese muy poco, bien porque intuyen que si normalmente los partidos políticos actúan pensando en sus intereses, esa tendencia se agudiza cuando se acercan las elecciones. Pero esto es lo que hay, y en cualquier caso, el poder votar es, como decía el otro de una manera quizás un poco cursi, el acto mas sagrado de la democracia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído