Los motivos de Espadaler


MADRID, 23 (OTR/PRESS)

Los ataques a las sedes de los partidos políticos se han convertido en algo habitual en el paraíso catalán y, aunque Convergencia sufrió varias agresiones en sus sedes hace año y medio, los objetivos preferidos de los totalitarios son UPyD, PP y Ciutadans.

Ayer, ante la repetición de los hostigamientos, la diputada de Ciutadans, Carina Mejías, le preguntó qué iba a hacer el nuevo consejero de Interior, y don Ramón Espadaler lo hizo en el acto: desvinculó los destrozos de las sedes de los partidos no nacionalistas a motivos políticos(¿¿¡¡??).

Según la doctrina Espadaler, los que se acercan a las sedes de los partidos democráticos, y apedrean los cristales, o les dicen «fascistas, fuera de Cataluña» deben estar incitados por causas, que el consejero todavía no ha determinado, entre otras cosas, porque el señor Espadaler ha pasado hace poco de las plácidas parcelas del Medio Ambiente a gobernar a unos Mossos de Esquadra, tan eficaces que, a veces, detienen a un empresario y lo matan a patadas. Y creo que deberíamos ayudarle.

¿Por qué le pegan un puñetazo a una chica de 20 años? ¿Por ser militante de Ciutadans? No, ya lo ha dicho el consejero. Podría ser por el malestar de la programación televisiva, la baja calidad de los estrenos teatrales o el cambio en el sabor de los yogures azucarados.

¿Por qué han atacado veinte veces la sede del PP en Las Corts? Pues, qué sé yo, por los embotellamientos de tráfico o porque el salchichón de Vich, ciudad en la que nació el consejero, ya no tiene el mismo sabor de antes.

Tomas una rodaja de salchichón, encuentras que no se adapta del todo a lo que recuerdas, y te vas a romper los cristales de la sede del PP. Lógico.

El señor Espadaler no tiene pensado dedicarse a las actuaciones humorísticas, lo que va a desilusionar a los que han asistido a esta divertida aseveración.

Los destrozos a las sedes de los partidos políticos carecen de motivos políticos. Y los atracos a los bancos se llevan a cabo por gente que quiere protestar de la dieta mediterránea. La lógica nacionalista.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído