Charo Zarzalejos – El PP se pone las pilas.


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

El Partido Popular parece que ha decidido ponerse las pilas. La convención celebrada este fin de semana en Cataluña y la que se va a celebrar el próximo en Valladolid, son, según sus dirigentes ,el punto de arranque para una «nueva y más intensa presencia». Los tiempos y las circunstancias así lo aconsejan. Aunque el silencio se haya impuesto y sea poco menos que la marca de la casa, las decisiones electorales están a la vuelta de la esquina. Resolver la candidatura europea, solventar el liderazgo, ahora inexistente, en Andalucía, tomar pie en Cataluña y reforzar a Arantza Quiroga en el País Vasco son sólo unos cuantos asuntos pendientes que en Génova se quieren solventar cuanto antes. Se sabe que en Marzo habrá congreso extraordinario del PP Vasco, cosa que Quiroga deseaba desde hace mucho tiempo pero que Génova veía con reticencias. El propósito de VOX de competir «con energía», ha llevado a que Rajoy diera el visto bueno a los deseos de Quiroga.
Pero es que además de que el tiempo claramente electoral en el que ya estamos hace necesario la toma de decisiones, son también las circunstancias las que han aconsejado al PP «salir a la calle». Apoyar a un Gobierno que toma decisiones discutidas y discutibles no es tarea fácil, máxime cuando incluso dentro del propio PP no faltan voces críticas y no hay unanimidad de posiciones como bien demuestran los barones territoriales. A esta dificultad objetiva hay que añadir otras que en absoluto el Partido Popular debería desdeñar.
La irrupción de VOX, al que se sumará Vidal Quadras una vez culmine la actual legislatura europea, tiene para el PP un cierto riesgo más emocional que político y no hay que olvidar que la política tiene su punto de «emoción», su dosis de «sentimiento» que figuras como la de Ortega Lara pueden catalizar en detrimento de los afectos hacia el Partido Popular y los afectos en política se traducen en votos. Sin dejar la estela de los sentimiento y afectos, resulta apremiante un diálogo sincero, abierto y, si fuera necesario, duro con aquellos sectores de víctimas que, en mi opinión, de manera injusta atribuyen al Gobierno estar inmerso en un proceso un tanto sinuoso con ETA. Basta tener una pizca de información para constatar como es la propia ETA la que ignora ese supuesto proceso que algunas víctimas creen en absoluta vigencia. El espectáculo radicalmente triste que se ha producido con ocasión del aniversario de Gregorio Ordóñez nunca más debe repetirse , ni nunca más algunas víctimas deben ignorar a otras víctimas como Mari Mar Blanco, sobre cuyo hermano, Miguel Angel, ETA realizo un espectáculo de crueldad y maldad nunca antes visto.
La lista de circunstancias que aconsejan al PP ponerse las pilas es larga y van más allá de las cuestiones económicas. Es verdad que la gran preocupación de los españoles es la indigerible lista de parados y lo que la misma conlleva y es verdad que la primera obligación del Gobierno es tomar decisiones que vayan en favor de estos millones de españoles y de otros muchos que por no encontrar trabajo están engrosando las filas de la pobreza, de la invisibilidad. Sin embargo , tanto el Partido Popular como el propio Gobierno tendrán que sacar fuerzas de flaqueza para además de atender a la economía, no olvidar la política y la política tiene mucho de seducción, necesita, para ser efectiva, alta dosis de empatía para generar y recuperar los afectos que van quedando por el camino y ya se sabe que en política, el espacio que se abandona, de inmediato se ocupa por otros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído