Escaño Cero – Rectificar es de sabios


MADRID, 28 (OTR/PRESS)

Dice el refrán que rectificar es de sabios, de manera que como aún falta tiempo para las elecciones generales, de manera que el Gobierno de Rajoy dispone de margen para ir rectificando muchas de sus políticas rechazadas por una amplia mayoría de ciudadanos, incluidos muchos de sus votantes.

Y es que nunca un Presidente de Gobierno ha gobernado con tan poca mano izquierda al enfrentarse a amplísimos sectores de la sociedad por cuestiones tan sensibles como la sanidad, la educación, la cultura, los impuestos, las pensiones, la reforma laboral… etc, etc, etc.

Si Mariano Rajoy y los suyos creen que cuadrar las grandes cifras de nuestra maltrecha economía les va a servir para ganar elecciones deberían de dar un repaso a la Historia. No son pocos los gobernantes que después de haber remontado una crisis económica pierden las elecciones sin comprender porque los ciudadanos no se lo agradecen en las urnas.

No me canso de escribir sobre la obligación que tienen los gobernantes de, precisamente, gobernar para todos, no solo para los suyos. Es evidente que si un partido gana unas elecciones generales tiene la legitimidad de aplicar su programa electoral pero hay asuntos que necesitan el consenso de todos, no se le puede retorcer el brazo a una parte de la sociedad.

Esta reflexión viene a cuento a raíz de la decisión de Ignacio González de cejar en su empeño de privatizar parte de los hospitales y centros de salud madrileños .Durante dos años miles de trabajadores de la sanidad pública apoyadas masivamente por los ciudadanos han venido saliendo a la calle para protestar contra ese plan de privatización, planteando además batalla en los tribunales.

Precisamente han sido los tribunales los que han venido poniendo freno a las ansias privatizadoras del Gobierno autónomo madrileño. Ahora por fin, y ante el último revés judicial, Ignacio González se ha caído del guindo y ha decidido dejar las cosas como estaban lo que le ha costado la dimisión a su hasta ahora empecinado consejero de sanidad Fernández Lasquetty.

Así las cosas los madrileños podemos respirar, por ahora, tranquilos, al saber que nuestra red de hospitales públicos lo van a seguir siendo.
Ya digo que el presidente Rajoy debería de seguir el ejemplo de su compañero de filas Ignacio González y empezar a rectificar muchas de sus políticas. Por ejemplo la ley del aborto de Ruíz Gallardón.

O la ley de Educación de Wert. Son estas leyes que cuando vuelva a gobernar el PSOE enviará directamente a la papelera tal y como se ha comprometido, y en estos casos, estoy segura de que los socialistas cumplirán.

Nunca hemos tenido un gobierno tan ideologizado como el de Mariano Rajoy y por tanto tan empecinado en imponer a tiros y troyanos sus postulados ideológicos en forma de leyes. Lo que pasa es que se les ha ido la mano, y por ejemplo en el caso de la Sanidad, hasta los médicos más conservadores han salido a la calle para protestar por el desmantelamiento de la sanidad pública.

Yo no sé si los «gurus» electorales del PP y de Rajoy se dan cuenta de algo tan obvio como que el Gobierno en general y los dirigentes populares con sus políticas están trabajando para que el PSOE gane las próximas elecciones.

Casi me atrevería a decir que el PSOE no tiene que hacer nada, solo sentarse y esperar, tal es el hartazgo de los ciudadanos ante unas medidas de Gobierno que han consistido y consisten en desmantelar por las bravas el Estado del bienestar.

Al menos en Madrid la calle ha ganado ya una batalla, la de la Sanidad.

Qué tiempos estos en que hay que salir a la calle a defender lo obvio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído