Escaño Cero – CCOO se apunta un tanto


MADRID, 30 (OTR/PRESS)

Me parece no solo inteligente sino un ejemplo la decisión de la dirección de CCOO de encargar una auditoria externa que revise de arriba abajo la situación del sindicato.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo ha explicado que habida cuenta del desprestigio que en estos momentos sufren las instituciones en general, es hora de dar la cara y despejar cualquier duda que pueda tener la ciudadanía.

Y es que en CCOO son conscientes que su cercanía con UGT les afecta. El escándalo de los Eres en Andalucía y las informaciones que se publican sobre las presuntas practicas de algunos dirigentes ugetistas han afectado seriamente la credibilidad de los sindicatos.

A esto hay que añadir que en UGT se han atrincherado retardando dimisiones amen de no tomar decisiones que pudieran despejar las sospechas que se ciernen sobre el sindicato.

Es difícil de comprender que Cándido Méndez no haya convocado un congreso extraordinario y procedido a una renovación de la cúpula dirigente, renovación que debería de incluirle a él el primero. Como ha resultado inútil pretender que la opinión publica creyera que lo que viene investigando la juez Alaya es fruto de una conspiración para perjudicar al sindicato.

La realidad es que la cercanía con UGT ha terminado pasando factura a CCOO, y en vista de que en UGT continúan atrincherados, Fernández Toxo y la dirección de su sindicato han tirado por la calle de en medio: el mensaje es claro, como no tienen nada que ocultar encargan una auditoria externa y dentro de dos meses darán cuenta de los resultados de esta auditoria.

Me pregunto cómo es posible que Cándido Méndez no haga nada, que no se de cuenta de que su tiempo ha pasado y que la única manera de devolver la credibilidad a UGT es procediendo a una renovación de arriba abajo.

Con su decisión CCOO está dando una lección de transparencia que debe de servir de ejemplo no solo a UGT sino a otras muchas instituciones que están en entredicho.

Ya digo, CCOO se ha apuntado un tanto y es más que loable su decisión de desnudar sus cuentas. Son muchos los que vienen atacando a los sindicatos porque preferirían verles fuera de juego. El daño que UGT ha hecho a la causa sindical ha sido extraordinario. Y solo decisiones como las de CCOO pueden devolver la credibilidad al movimiento sindical.

Una democracia necesita sindicatos fuertes pero sobre todo fuera de toda sospecha. Si ya a cuenta de la crisis nos han empezado a desmantelar el Estado del bienestar, no quiero ni pensar lo que pasaría si los trabajadores no contaran con sindicatos que les defiendan.

Por eso es urgente que cuanto antes los sindicatos recuperen la credibilidad. CCOO ha dado un paso sustancial.

UGT, que en definitiva es quien ha provocado el problema de credibilidad en los sindicatos, lo menos que debería de hacer es tomar ejemplo de CCOO. Qué menos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído