Pedro Calvo Hernando – La atronadora ley del embudo


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

Contra toda evidencia, los dirigentes del PP llevaban años afirmando que la trama Gürtel era una panda de bandidos que engañaban y se aprovechaban del partido, que era solo una víctima de aquellos. Ahora se aclara más que tal visión era un invento descarado y que la verdad sería que ambas organizaciones constituían una sociedad de apoyos mutuos. No obstante lo cual los del partido de Rajoy repiten que no es necesaria siquiera una comisión parlamentaria de investigación. Me gustaría saber cuándo piensan que es necesaria. Bueno, lo acaban de decir hace un par de días, al amenazar con una comisión de investigación por el comparativamente minúsculo tema del tranvía que tocaría a Tomás Gómez, casualmente secretario del Partido Socialista de Madrid. Nunca la ley del embudo había sido aplicada de forma tan atronadora. Pero están acostumbrados a esa deformación de la realidad, apoyados por su fiel secuela mediática. Ahora mismo se oponen a que se investigue la horrorosa muerte de 15 inmigrantes en el Tarajal, al tiempo que muestran un teatral enfado con las autoridades de la UE que intentan pedirles explicaciones y responsabilidades.
Gürtel lleva ya cinco años en la controversia política española. Se trata del más descomunal escándalo de corrupción política, pero no es ni mucho menos el único que atañe al PP. La secuela mediática prácticamente ignora todo eso y le da una importancia extrema a las corrupciones de los demás. Hace años un Gobierno y un partido presididos por un tal Felipe González, fueron despedazados por motivos infinitamente más pequeños y a mi me pareció que eso era justo, equitativo y saludable. Yo sigo pensando lo mismo, se trate de quien se trate y solo pediría que los demás hicieran lo propio, por un sentido real de la justicia distributiva. Por supuesto, salvando siempre la presunción de inocencia y respetando a aquellas personas, estén el partido en que estén, sobre cuya conducta no nos quepa la menor sombra de sospecha. Son muchas esas personas, incluso dentro del PP, donde cuento con muchos de mis mejores amigos de toda la vida.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído