Barack Obama y el ‘Pato Cojo’

Sólo hay un ánade más importante en el mundo que el Pato Donald: Es el ‘Pato Cojo’.

Fue William Safire, durante décadas columnista de The New York Times y antes amanuense de Richard Nixon, quien acuñó la expresion ‘Lame Duck’.

Se aplica al presidente de EEUU, que imposibilitado por ley para presentarse a la reelección, se vuelve inoperante al final del segundo mandato.

Las elecciones legislativas están relativamente lejos -noviembre del 2014- y a menos que le peguen un tiro, Barack Obama seguirá siendo el inquilino de la Casa Blanca hasta el 20 de enero de 2017, pero el estigma del ‘Pato Cojo’ ya ha caído sobre él.

Nadie, ni siquiera los que le recibieron como el líder que cambiaría la Historia, da un chavo por él. Y encima, los que anunciaban que comenzaba un ‘Siglo de Oro’, le están dando palos hasta el paladar.

El semanario ‘The Economist’ escribe: «Obama estaba convencido de que era capaz de caminar sobre el agua y se ha hundido hasta el cuello”.

La realidad es que desde que inició su segundo mandato, hace ya un año y dos meses, Obama no ha conseguido apuntarse un éxito.

Ni dentro del país, ni fuera, donde el ruso Putin lo ha dejado con las vergüenzas al aire anexionándose Crimea.

¿A alguien le extraña el nulo entusiasmo que han despertado las dos cumbres internacionales de Holanda?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Alfonso Rojo

Alfonso Rojo, director de Periodista Digital, abogado y periodista, trabajó como corresponsal de guerra durante más de tres décadas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído