Escaño Cero – Los candidatos


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Bueno pues ya tenemos al candidato Miguel Arias Cañete de mitin en mitin. Llega con retraso a la campaña pero hay que reconocer que se está empleando a fondo.
Hasta ahora la única campaña visible era la de la candidata socialista Elena Valenciano, que lleva tiempo viajando a lo largo y ancho de España para movilizar al electorado. Es más, si ahora nos fuéramos a la calle a preguntar los nombres de los candidatos de IU o de Unión, Progreso y Democracia, u otros, seguro que a muchos les costaría recordar sus nombres. Se los recordaré: CiU, PNV, Coalición Canaria y los nacionalistas gallegos se presentan en coalición y su cabeza de lista es el catalán Ramón Tremosa seguido de la peneuvista Izaskun Bilbao.
Francisco Sosa repite como cabeza de lista de Unión, Progreso y Democracia. El ilustre profesor es toda una autoridad en asuntos europeos y la suya siempre es una mirada independiente y diferente y lo que dice siempre da lugar a la reflexión.
Por parte de IU su candidato es Willy Meyer y Ciutadans presenta a un periodista todoterreno y un excelente polemista, Javier Nart. Pero lo cierto es que sus campañas tienen escaso eco en los medios de comunicación y eso que llevan semanas intentando hacer oír sus voces. La única que lo ha conseguido hasta ahora es Elena Valenciano, lo que tampoco es una sorpresa dado que es la candidata del principal partido de la oposición.
La verdad es que hasta el momento Valenciano ha hablado mucho de casi todo y poco de la Unión Europea. Pero al menos ha estado ahí recordando a los votantes socialistas, con más o menos sutileza, que las elecciones de mayo son algo más que elecciones europeas porque pueden ser el principio del «cambio». Y no es porque en el PSOE lo crean es que al día de hoy todos los partidos saben que ganar las elecciones europeas tiene una lectura interna que nada tiene que ver con la Unión Europea.
Por ejemplo, si Elena Valenciano gana las elecciones al Parlamento europeo del mes de mayo, Alfredo Pérez Rubalcaba estará más fuerte dentro de su partido lo que le puede ayudar a decidir competir en las «primarias» que los socialistas van a celebrar en septiembre.
En el PP pasa otro tanto de lo mismo. Si Miguel Arias Cañete logra el triunfo de su lista eso reforzará a Mariano Rajoy, de lo contrario será inevitable ver en la derrota una brecha en el futuro del PP. De manera que Rajoy se la juega porque sin duda estas elecciones serán un buen barómetro para medir el malestar de los ciudadanos.
Miguel Arias Cañete ha asegurado que ahora ha aterrizado él en la campaña se empezará a hablar de Europa, lo que no deja de ser un atrevimiento por su parte, habida cuenta de que los «otros» candidatos si están haciendo campaña hablando de los asuntos europeos. Pero es lo que tiene el ya ex ministro Arias Cañete, que va sobrado, y eso le puede llevar a pasarse de frenada.
Para empezar la oposición tiene razón en protestar porque no es de recibo que el primer acto de campaña de Arias Cañete fuera en la sala de conferencias de prensa del Consejo de Ministros. Ahí se les fue la mano a los populares en su afán de conseguir publicidad.
Lo que sí hay que reconocer a Arias Cañete es que la asignatura europea se la sabe al dedillo y que si al final se celebrara un debate entre los cabezas de lista, pero sobre todo un debate entre él y Elena Valenciano, la candidata socialista iba a tener que preparase a fondo porque no le valdrían generalidades ni lugares comunes. Porque todo hay que decirlo, los discursos de Valenciano hasta el momento no despiertan excesivos para entusiasmos.
Pero a lo que vamos, mal que pese, las elecciones europeas son «algo más» y en ese «algo más» quienes de verdad se la juegan son Rajoy y Rubalcaba. Pues eso.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído