Ahorro público, el mejor programa


MADRID, 22 (OTR/PRESS)

Ya nadie duda de que la economía española ofrece signos inequívocos de que hemos dejado atrás lo peor, aunque sabemos que la recuperación a pleno pulmón será lenta.

Principalmente porque costará mucho deshacer el boquete del mercado de trabajo. Más de 3,5 millones de personas perdieron su puesto de trabajo en apenas 3-4 años, muchos de ellos sin formación o cualificación. Jóvenes y extranjeros, básicamente, que se dedicaron a la construcción donde se ganaba mucho dinero y rápido. Ahora, se intenta que España encuentre un nuevo modelo productivo, en sectores con más futuro y que exporten.

Esta tarea lleva su tiempo y aunque se está haciendo un esfuerzo privado importante, con un marco administrativo a veces pesado, se están consiguiendo cifras no vistas en nuestro país. También los autónomos están comportándose mucho mejor. La mayoría ha contratado a alguien y muchos quieren contratar más en los próximos meses. Además, ya vemos que el turismo, el consumo o la mora de los bancos arrojan cifras mejores y esperanzadoras.

Sin embargo, seguimos teniendo algunas losas que pueden hacer que la recuperación que se ha iniciado se alargue en el tiempo y cree desesperanza en los ciudadanos. Hay dos retos en este sentido. Por un lado, el volumen de deuda pública, las necesidades de financiación del sector público que además ahogan al privado, y el gasto público.

Ayer conocíamos por «El Confidencial» que aún se están dando miles de millones en subvenciones a fondo perdido. No hablamos ya de los fraudes en los cursos de formación o en los ERE o en el desempleo o directamente de corrupción. Hablamos de 16.400 millones en subvenciones. Durante estos últimos años se le ha pedido a los ciudadanos, a todos, pensionistas, funcionarios, trabajadores privados, autónomos, empresas, un esfuerzo titánico en forma de cierre, pérdida de empleo, salario e impuestos y sin embargo, a pesar de los ahorros que se han hecho, aún quedan en el presupuesto partidas muy importantes, como la que acabo de mencionar, que no se entienden.
En los últimos días hemos visto las cifras del Banco de España sobre ahorro de familias y empresas, cómo se han desendeudado y sin embargo, seguimos soportando una carga de deuda pública que limita el crecimiento y la creación de empleo.

El mejor programa que puede poner encima de la mesa el PP para seguir gobernando no es otro que recortar, recortar y recortar el presupuesto y saben y sabemos que hay de dónde hacerlo. Para mí sería el mejor programa y el mejor eslogan en campaña y fuera de ella para los próximos meses.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído