Europa: la tarjeta y las facturas

El problema que tiene tirar mucho de la tarjeta de crédito es que después llegan las facturas y casi siempre hay que pagarlas.

Y algo así le está pasando ahora a la Unión Europea. Tras muchos años de vivir en la abundancia, expandirse a lo loco y apostar por la ‘Europa de los mercaderes’, olvidando buena parte de los principios, valores e ideas que inspiraron su nacimiento, la UE se ha topado con la cruda realidad.

Han bastado unas elecciones, que los ciudadanos del Viejo Continente afrontan siempre con escasa pasion y enorme desgana, para que los jerarcas de Bruselas entren en shock.

El vigoroso ascenso de los radicales y la erosion del bipartidismo en casi todos los estados miembros, han sembrado el desconcierto.

Es muy improbable que Marine Le Pen, que hoy anda por los pasillos de las intsituciones europeas tratando de engatusar a siete eurodiputados no franceses para formar grupo propio en el Europarlamento, logre imponer en Francia la medidas nacionalistas que propugnó en campaña, pero la realidad es que un cuarto de los votantes galos apoyó el domingo a un partido patritero, ultranacionalista y muy antieuropeo.

Y que lo que propone el Frente Nacional, que es lo mismo que propugan con matices los británicos de UKIP, los griegos de Amanecer Dorado, los ´hungaros de Fidesz y bastantes otros supondría en la práctica el final del euro y la voladura sin anestesia del proyecto de una Europa común.

El embrollo es de aupa y para colmo, los mismos que se asignaron sueldos germanos, estimulan el despilfarro manteniendo la Comisión en Bruselas y el Parlamento en Luxemburgo y se llenaban la boca diario con solemnes proclamas, han hecho mutis por el foro, a la espera de acontecimientos.

La única que mantiene el tipo, como casi siempre, es Angela Merkel, que ha salido indemne de lo comicios.

Buena prueba de ello es que su protegido, el socialcristiano luxemburgués Jean-Claude Junker, ya anunció ayer estar dispuesto presidir la Comisión y que tiene el apoyo de la canciller.

Pues si lo tiene, por mucho que David Cameron levante dudas y maniobren otros en la sombra, sera presidente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Alfonso Rojo

Alfonso Rojo, director de Periodista Digital, abogado y periodista, trabajó como corresponsal de guerra durante más de tres décadas.

Lo más leído