Desde el parqué – Mayo florido y hermoso


MADRID, 31 (OTR/PRESS)

Las bolsas están que se salen. La española ha cerrado mayo con una ganancia de cerca del 3,5 por ciento y muy próximo a los 10.800 puntos. Conviene recordar en este punto que hace apenas dos años, el IBEX rondaba los 6.000 puntos. Es más, con mayo con seis los meses consecutivos en que la bolsa cierra ganancias. Desde luego si la bolsa es uno de los principales indicadores adelantados, cabe suponer que lo mejor en la economía está por llegar. Cierto que hay que seguir haciendo cosas. De hecho, el gobierno adelantó el viernes que se van a poner en marcha nuevas reformas que ayuden a crecer a la economía.

Claro que detrás de estas intenciones está acelerar el ritmo de crecimiento, pero sin olvidar que el resultado de las elecciones europeas ha hecho saltar las alarmas y el gobierno se propone recuperar a los más de dos millones de votantes que consideran suyos y que se quedaron en casa y otros 500.000 que de momento han votado a otras formaciones políticas.

En todo caso, mientras estas reformas, la principal la fiscal, llegan está claro que todos los indicadores se están dando la vuelta. Hoy quien niega la recuperación falta a la verdad. No hay más que leer el informe del Banco de España, escuchar al presidente de Telefónica o incluso al comisario europeo, Joaquín Almunia. La situación es bien distinta, pero hay que seguir el camino.

También en Europa donde este jueves se espera que de la reunión del BCE salgan medidas que apoyen el crecimiento para hacerlo más sólido y sostenible y se genere algo de inflación. No olvidar que el objetivo es del 2 por ciento y hoy está lejos de esa marca. Todas las miradas están puestas en esa reunión de la que los mercados esperan salga una batería de medidas de estímulo.

Ya no valen sólo palabras como ocurrió hace ya muchos meses, Draghi se enfrenta a una gran responsabilidad para alejar los fantasmas de la recesión y la deflación.

Empieza una semana de compás de espera que terminará el jueves, cuando el BCE diga y haga algunas de las cosas que se van filtrando, pero con un sabor de boca excepcional por el comportamiento de la bolsa y de otros indicadores. Cierto que preocupa la ralentización de las exportaciones, aunque para muchos podría ser algo coyuntural.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído