Escaño Cero – «El acierto de Díaz»


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

Pues sí, me parece que Susana Díaz acierta al haber decidido no optar a la secretaria general del PSOE. De la misma manera que ella ha supuesto un revulsivo en la enquilosada política andaluza, el PSOE necesita otro revulsivo para salir de la mediocridad en la que lleva instalado desde los tiempos en que José Luis Rodríguez Zapatero asumió la secretaria general.
En mi opinión los «barones» que venían presionando a Susana Díaz para que asumiera la secretaria general, han demostrado estar sumidos en un ataque de pánico buscando alguien con un cariz suficientemente institucional para evitar sorpresas y bandazos.
Es decir apostaban más por el cambio de caras que por el cambio que su partido necesita para volver a ponerse en hora con la sociedad.
Si Susana Díaz hubiera compaginado la presidencia de Andalucía con la secretaría general del PSOE al final no habría cumplido debidamente con ninguna de las dos funciones. Además, Díaz debe de empezar por ganar ella sola las elecciones andaluzas amen de demostrar que tiene un proyecto capaz de sacar a Andalucía del atonismo en que está.
Que Andalucía esté entre las Comunidades con más desempleados debería de ser un acicate suficiente como para que su presidenta no se dedique a otra cosa que a intentar remediar el desastre. Porque no hay que olvidar que el PSOE también tiene una responsabilidad en esto puesto que lleva más de dos décadas gobernando la Comunidad. De manera que lo mejor que puede hacer Susana Díaz es en primer lugar gobernar bien Andalucía y tiempo tiene para dar el salto a la política nacional.
Así las cosas por ahora hay dos o tres candidatos dispuestos a plantar batalla para ganar el congreso extraordinario y la secretaría general.
Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias son quienes por el momento han dado el paso adelante y Pedro Sánchez está a punto de darlo. Y a mi juicio Pedro Sánchez es quién tiene las mejores cualidades para afrontar el reto que supone ser secretario general del PSOE y devolver a este partido la credibilidad que ha ido perdiendo a jirones.
Espero no equivocarme, como me equivoqué en su día con Rodríguez Zapatero, pero creo sinceramente que Pedro Sánchez combina juventud con consistencia intelectual. Es un político comedido en las formas pero con el pulso firme para afrontar los cambios que sean necesarios. Es consciente de lo que la sociedad está demandando a los políticos y específicamente al PSOE. Los ciudadanos quieren respuestas a sus problemas, pero a sus problemas reales, y que el PSOE aunque sea parte de la columna vertebral del Estado, no olvide que intereses representa que no son otros, o no deberían de ser otros que los de la inmensa mayoría de los ciudadanos. Esos ciudadanos que se levantan todos los días con la incertidumbre de no saber si van a perder su puesto de trabajo, o que lo han perdido ya; esos ciudadanos a los que los bancos les han arrebatado sus pisos porque no pueden continuar pagando la hipoteca precisamente porque están desempleados; esos ciudadanos que se desesperan porque no pueden pagar los estudios universitarios a sus hijos porque les han quitado la beca; esos ciudadanos ya mayores a los que han congelado la pensión, una pensión con la que ahora no solo se mantienen ellos sino al resto de la familia; esos ciudadanos a los que ya no les pagan determinados medicamentos que necesitan para tratamientos de cáncer o de otras enfermedades o a los que se les niega el pago de la ambulancia para desplazarse y someterse, pongo por caso, a una diálisis; esos jóvenes ciudadanos que tienen que emigrar porque en España no hay oportunidades; etc,etc,etc.
Yo he escuchado a Pedró Sánchez hablar de estos y otros problemas y también de como es consciente de que a la sociedad no se la puede conformar con palabras porque demanda hechos. De la misma manera que no tiene miedo a abordar tranquilamente el debate que ya está instalado en la sociedad sobre el modelo de Estado.
Ahora la pregunta es a quién apoyará Susana Díaz. Porque lo que es evidente es que el apoyo de Díaz y de la federación andaluza será determinante para ser secretario general. O sea que de una manera u otra Susana Díaz continúa teniendo la palabra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído