Pedro Calvo Hernando – La buena noticia de un debate


MADRID, 08 (OTR/PRESS)

El debate entre los tres candidatos a la secretaría general del PSOE ha sido una experiencia de enorme interés político y que debiera marcar la pauta de lo que todos los partidos deben hacer, si de verdad hablamos en serio de regeneración democrática, que es el mantra del presidente Rajoy. Madina, Sánchez y Pérez Tapias son muy buenos elementos políticos, en esta España que navega sin rumbo por el desierto de la triple crisis política, económica e institucional. Ninguno de los tres ha descubierto el Mediterráneo ni ha planteado una revolución en el devenir de la política española, pero se han mostrado como posibles buenos administradores de una España renovada desde otros impulsos, como yo les decía el otro día, refiriéndome al movimiento Podemos y a la IU en trance de cambio. Es una muy buena noticia que el sistema de elección de la máxima representación del partido se democratice y es buena noticia que en el camino se produzca un debate limpio y abierto como el que hemos visto. Pero todo esto no es sino el primer paso de lo que tiene que venir y que si no viene, nada habría servido para nada. Creo que hay que ser justos en asunto tan importante.
Escuchamos y escucharemos críticas hacia lo que ahora sucede dentro del PSOE, procedentes de quienes no mueven ni el más mínimo resorte para democratizarse ellos, sobre todo en el caso del PP, donde el imperio del dedazo promete ser duradero. Ya veremos en los próximos meses quiénes avanzan un poco o un mucho y quiénes se quedan congelados en las regiones gélidas del pasado. Es mejor recibir críticas, las mías también, que tumbarse a la bartola y esperar que las cosas vayan como hace diez, veinte o treinta años. El mundo y España van a seguir cambiando y quien no lo quiera o no lo acepte se va a quedar en la estacada. De manera que este avance, por modesto que se considere, en el partido que ha gobernado 22 años de democracia, hay que recibirlo con alegría y enseguida instarles a que multipliquen sus esfuerzos por avanzar. Porque no hay otra y porque por su izquierda las cosas van y van a ir mucho más deprisa. No sé si los socialistas van a encontrar a un nuevo Felipe o a un nuevo Zapatero. En todo caso el personaje, tenga más o menos carisma, habrá de tener la férrea voluntad de contribuir al cambio sustancial del país.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído