Julia Navarro – «Cinco años».


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

Mientras la responsable de la política exterior europea, Federica Mogherini se dispone a iniciar su primer viaje oficial en Oriente Medio, el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu anuncia una nueva colonia en Cisjordania.
No, no lo va a tener fácil la comisaria Mogherini en su intención, declarada a varios diarios europeos, de que en cinco años Palestina sea un Estado de hecho.
Sin duda Hamas es uno de los principales escollos para la paz, pero Netanyahu también. La política de asentamientos del Primer Ministro de Israel hace prácticamente imposible retomar las conversaciones de paz con los sectores más moderados de los palestinos. En realidad ponen entre la espada y la pared al presidente palestino Abu Abbas, que otra cosa no, pero hasta ahora ha demostrado una gran dosis de paciencia para no romper todos los puentes con el Estado de Israel.
Construir nuevos asentamientos en Cisjordania es un desafío, una provocación, no solo a los palestinos, también a la comunidad internacional. De manera que es urgente que todos los actores internacionales que al menos tienen voz en el conflicto se pongan a trabajar para evitar que se pudra definitivamente cualquier posibilidad de paz entre israelitas y palestinos.
La Comunidad internacional tiene que dejar claro al presidente palestino que debe de domeñar a Hamas e impedir que desde la franja de Gaza se continúen disparado cohetes a Israel. Pero la Comunidad Internacional también debe de exigir a Israel que acabe con la política de asentamientos amen de ir dando todos los pasos para los palestinos tengan su propio Estado. Es más, Federica Mogherini debería de convencer a los Estados miembros de la UE, amen de a Estados Unidos y a otras potencias, de la necesidad de dar un ultimatun a Israel que pasaría por instar a este país no solo que frene de inmediato la construcción de nuevos asentamientos sino de que vuelva a la mesa de negociación con los palestinos para llegar a un acuerdo porque de lo contrario en un plazo razonable de tiempo por ejemplo esos cinco años que ella misma ha señalado, la comunidad internacional reconocerá a Palestina como Estado.
En estos cinco años los dirigentes palestinos que apuestan por la paz, encabezados por Abu Abbas, tendrían a su vez que poner freno a las facciones terroristas que como Hamas continúan perpetrando ataques a Israel amen de repetir que quieren arrojar a los judíos al mar.
Son los extremistas de ambos lados los que están impidiendo el proceso de paz.
Hasta ahora los responsables de la política exterior de la UE en realidad no han servido para mucho puesto que cada Estado miembro tiene sus propios intereses y su propia política exterior, pero no sé porque pienso que la comisaria Mogherini al menos va a intentar dar un vuelco a esta situación haciendo valer que la UE tenga una sola voz al menos en determinados asuntos. Palestina debería de ser uno de ellos.
Ha dejado dicho Federica Mogherini que en cinco años Palestina debería de ser un Estado, ahora solo queda que se ponga a ello.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído