Isaías Lafuente – Solemnizar la obviedad.


MADRID, 12 (OTR/PRESS)

Mariano Rajoy ha tardado tres días en valorar el sucedáneo de consulta que se celebró en Cataluña el pasado domingo. Por lo escuchado, Mariano Rajoy ha dicho el miércoles exactamente lo mismo que podía haber proclamado la víspera de la consulta. No cree que lo sucedido haya movido un ápice sus planteamientos previos, por lo que no se entiende la tardanza de su comparecencia. En su intervención inicial, el presidente del Gobierno ha acuñado una de esas solemnes obviedades que parecen ser ya marca de la casa: «En Cataluña hay más catalanes que independentistas». Lo leyó y la intención de convertir la melonada en titular quedó patente cuando segundos después su community manager tuiteó la tesis presidencial. No negaremos la evidencia, pero la misma frase podría pronunciarse si un día la proporción de independentistas en Cataluña fuera del 99%.
Es evidente que Artur Mas ha emprendido una huida hacia adelante y está dispuesto a tensar la cuerda cuanto sea necesario. Un paso atrás sería para él un suicidio político y ya puestos a morir parece que tiene decidido no cejar en el empeño de proseguir la carrera iniciada. Pero puestos a contar independentistas, Mariano Rajoy no puede ignorar que su número no ha dejado de crecer en los últimos tiempos y que junto a los convencidos se están sumando otros muchos ciudadanos catalanes que más que soñar con un país independiente están concluyendo que quizás no merezca la pena seguir unidos a una España que ni siquiera les permite organizar un referéndum en el que se les pida opinión.
Estamos como estábamos. Con dos presidentes enfrentados y enrocados en la defensa de nobles premisas. Rajoy, el cumplimiento de la ley; Mas, el derecho a consultar a los catalanes. Es inconcebible que en una democracia no sea posible compatibilizar ambas cosas. Y más inconcebible aún que la solución al problema se confíe a los tribunales o al cumplimiento de una ley a la que le estallan las costuras mientras la demanda social es creciente. Existe un problema político que debe resolverse desde la política. Aunque nos queda la duda de que ambos actores estén a la altura de las circunstancias.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído