Escaño Cero – «Bendita transición»


MADRID, 20 (OTR/PRESS)

He escrito en otras ocasiones que «Podemos» es la consecuencia del hartazgo de los ciudadanos ante la corrupción que tiene como protagonistas a políticos de todos los partidos, amen del sufrimiento provocado por la crisis económica que ha sido tratada con medidas que en vez de paliar sus efectos los han aumentado.
De manera que muchos ciudadanos ven en «Podemos» una oportunidad para barrer la corrupción y para que se pongan en marcha políticas que tengan en cuenta a la gente y sobre todo no avance el desmantelamiento del Estado del bienestar.
Pablo Iglesias, Monedero, Errejón, etc, han sabido canalizar ese hartazgo y ahora convertidos en una fuerza política con una estructura tradicional, tienen el deber de explicarnos cómo van a hacer las cosas. No basta con decir que es intolerable que los bancos desahucien a familias que no pueden pagar la hipoteca, tienen que decir como van a evitarlo. Y tienen que presentar un plan económico y fiscal, y un plan para la educación y la sanidad, y marcar las líneas de la política exterior, etc, etc, etc. Es decir ha llegado la hora de la verdad. Muchos ciudadanos comparten su diagnóstico sobre la situación en España ahora queda por ver si también una amplia mayoría cree en sus recetas.
Por lo pronto me parece preocupante que caigan en el «adanismo». El mundo no empieza porque lleguen ellos. Ya estaba dando vueltas. Por tanto querer hacer tabla rasa con el pasado reciente, denostando la Constitución y poniendo en solfa la Transición, es cuanto menos inquietante.
Los políticos de la Transición tienen un mérito innegable: evitaron que los ciudadanos volvieran a dividirse en dos bandos con las consecuencias que eso hubiese tenido. Pero además elaboraron una Constitución, que como los líderes de Podemos son casi todos profesores en la Universidad, tendrán que convenir que tiene más virtudes que defectos y sobre todo ha permitido a nuestro país vivir en democracia y libertad.
¿Se podían haber hecho mejor las cosas? Siempre se pueden hacer mejor, pero en mi opinión en la Transición, las cosas se hicieron razonablemente bien. Por eso me cuesta comprender a quienes teniendo su edad, es decir que no vivieron aquello, ahora defienden que todo se hizo mal. Creo que gracias a que las cosas se hicieron como se hicieron se evitó un enfrentamiento.
En cuanto a lo de querer hacer tabla rasa de todo lo que han hecho los gobiernos anteriores, me parece cuanto menos una temeridad. La enseñanza pública gratuita, la sanidad universal, las leyes que han consagrado la igualdad entre hombres y mujeres…. ¿es que todo eso no vale nada? ¿es que hay que tirarlo a la papelera?.
Me inquieta la arrogancia que en ocasiones demuestran los líderes de «Podemos», como si estuvieran en el secreto de la verdad absoluta y fuera de ellos todo fuera podredumbre y corrupción.
Es verdad que hay gente en los partidos que se ha corrompido y que las elites de los partidos no han sabido atajar la corrupción, pero eso no significa que todos los que se han dedicado hasta el momento a la política sean unos canallas y unos corruptos. Las generalizaciones siempre son injustas. Bienvenido sea «Podemos», si su acción política sirve como acicate para que las cosas cambien en nuestro país, pero además de señalar a los otros, de querer acabar con una manera de hacer política, es hora de que expliquen punto por punto su programa .En definitiva: cómo van a gobernar España si ganan las elecciones, cosa que puede suceder. En democracia no se parte de cero y quienes aspiran a gobernar tienen que explicarse

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído