Escaño Cero – «Por encima de la ley»


MADRID, 3 (OTR/PRESS)

No sé a ustedes pero a mi me ha producido un escalofrío la afirmación de Artur Mas de que la acción de la calle está por encima de la legalidad. Luego se enfadan cuando se les dice que cosas así se defendían por parte de los nacionalistas alemanes de infausto recuerdo, tal y como ha señalado el ministro de Justicia, Rafael Catalá al recordar durante un desayuno de Europa Prees, las teorías del jurista alemán filonazi, Carl Smittch, que defendía que las masas estaban por encima de la legalidad.
En una democracia, y España es una democracia, no hay otro marco que el de la ley, de manera que intentar anteponer las manifestaciones en la calle a la ley no es que sea un disparate es que es un peligro para la propia democracia.
Lo peor de todo es que hay muchos ciudadanos catalanes que comulgan con las afirmaciones del presidente de la Generalitat, que no se escandalizan ni parece preocuparles que esas afirmaciones son antidemocráticas.
Pero por si fuera poco la Generalitat quiere multar a los medios de comunicación que no ofrecieron propaganda gratuita del acto ilegal del 9 de noviembre.Y para remate en Tarragona el ayuntamiento, con alcalde del PSC, ha decidido meterse en lo que deben o no deben vender las tiendas de souvenires. Nada de toreros y bailarinas de flamenco sino que deben de promover el comercio de cosas típicas catalanas. Cuando se llega a estos extremos, es evidente que el problema es una gravedad que nos debería hacer temblar.
Confieso que temo a los hombres con espíritu mesiánico porque son capaces de todo incluso el de llevar al desastre a sus conciudadanos.
Artur Mas, Oriol Junqueras, y demás líderes independentistas han decidido obviar la realidad. Es más si la realidad no está de acuerdo con ellos peor para la realidad. Y la realidad es que siendo cierto en que Cataluña hay muchos ciudadanos, pongamos que los dos millones que fueron a votar, que quieren la independencia, hay cuatro millones que se quedaron en casa y no se han manifestado. Aún así es evidente que los que somos demócratas no podemos pasar por alto ese sentimiento independentista y que por tanto hay que buscar soluciones para intentar que quienes abogan por la independencia vuelvan a sentirse cómodos dentro de España aunque eso sí, en democracia hay que aceptar que la última palabra la tiene la mayoría.
Pero vuelvo al principio, me resulta incomprensible que partidos como el PSC o Iniciativa no pongan el grito en el cielo y se dediquen a mirar hacia otro lado al escuchar esas afirmaciones de Mas de que las manifestaciones en la calle están por encima de la ley. Quién calla otorga y no se puede ser pusilánime a la hora de defender la democracia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído