Escaño Cero – «La ausencia»


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

Me parece un error la ausencia del Estado en Cataluña. Y si me apuran, la del Gobierno, desde su presidente a sus ministros. La calle es de Artur Mas y los independentistas simplemente porque otros no concurren.
No se trata de que Mariano Rajoy vaya a Cataluña y se reúna con los suyos que naturalmente le aplauden embelesados, sino de estar presente en esa comunidad a través de reuniones continuas con los distintos estamentos de la sociedad, periodistas, empresarios, asociaciones de amas de casa, de pensionistas, jóvenes, etc. Ya sabemos que el Presidente se suele reunir con los grandes empresarios catalanes, pero esto no es suficiente.
También debería de haber promovido debates en el seno de la sociedad, con expertos en distintas materias que opinaran sobre las consecuencias económicas y políticas que afectarían a Cataluña en caso de que sus políticos decidieran tirarse al monte y no cumplir escrupulosamente la ley llegando incluso a proclamar la independencia unilateralmente.
He escrito en otras ocasiones que en mi opinión Mariano Rajoy ha acertado al no entrar en una guerra de declaraciones y contra declaraciones con Artur Mas porque eso solo habría favorecido al presidente de la Generalitat. También he ponderado su prudencia. Pero dicho esto creo que ha fallado al no haber promovido esa presencia del Estado en el debate catalán.
Creo que Mariano Rajoy debería de multiplicar su presencia en Cataluña pero no en actos partidistas, siempre pertrechado por los suyos. Y también deberían de hacerlo sus ministros. Se trataría de apostar por el diálogo con la sociedad catalana, escuchar y ser escuchados.
En Cataluña el Estado debería de hacer pedagogía sobre las ventajas de seguir unidos frente a los delirios independentistas. Esa ausencia se nota, y ha sido un error, que sin duda debería de ser urgentemente subsanado.
En el PP aseguran que el presidente en enero volverá a visitar Cataluña. Sería de desear que pisara la calle, que tomará contacto con la realidad, que se reuniera con todos los agentes sociales, y así una y otra vez.
Si, para paliar los desencuentros son necesarias presencias. Rajoy y los suyos aún están a tiempo, es una cuestión de voluntad.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído