Más que palabras – Acuerdo Social


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

Por primera vez en esta legislatura los sindicatos han decidido apoyar al Gobierno y lo han hecho en un tema de especial sensibilidad como la ayuda de 426 euros para los parados de larga duración. Según se ha calculado, este subsidio beneficiará a 450.000 desempleados con cargas familiares que ya han agotado cualquier tipo de prestación. Han dicho los críticos que esto ni por asomo se aproxima a la solución definitiva y es verdad, pero sin duda ayudará a remediar, al menos en parte, la precaria situación de muchos españoles que se encuentran sin nada. A todos nos gustaría que la solución no fuera dar peces sino enseñar a pescar, pero resulta casi miserable criticar una ayuda que en algunas familias les servirá al menos para cubrir lo más básico.
Los socialistas no han estado finos al calificar este acuerdo de mezquino, electoralista y cicatero porque descalifican no sólo al Gobierno sino a los sindicatos y los empresarios que han conseguido un gran acuerdo social que no era fácil en los tiempos que corren. Rajoy inició su mandato con los sindicatos en pie de guerra, con una economía que se hundía al 1,6%, y una tasa de paro del 26%. Hoy el diálogo social es un hecho, nuestra economía está creciendo por encima del 2,5 y la tasa de paro puede bajar en torno al 20% si se cumplen los augurios de los expertos de distintas tendencias ideológicas.
Ayer mismo el presidente del Gobierno, cuando los periodistas – durante la tradicional copa navideña que se celebró en Moncloa- le preguntamos de manera informal si nos podía avanzar cuanto crecería la economía en lo que resta de legislatura, situó el crecimiento por encima del dos por ciento. Es verdad que no quiso extrapolar ese dato en cifras de creación de empleo pero se mostró optimista. De hecho, los datos de afiliación a la Seguridad Social siguen creciendo y la ministra del ramo, Fátima Bañez, no oculta su satisfacción por como se esta dando la vuelta a una situación muy muy complicada.
Aunque la cosa no esta para tirar cohetes y, sea porque hay elecciones a la vuelta de la esquina o por lo que sea, el horizonte es menos sombrío, los datos económicos están ahí y esa es la verdadera prueba del algodón para cualquier gobernante. En cuanto al pacto entre el Gobierno y los agentes sociales, no sólo se trata de una ayuda económica de 426

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído