Escaño Cero – «El Oráculo»


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

En el PSOE estaban de los nervios. Temían, y con razón, que la última encuesta de CIS les situara detrás de «Podemos» en intención de voto que es lo que vienen reflejando otras encuestas publicadas recientemente.
Pero es lo que tienen los sondeos de opinión que siempre se les puede reogar en la cocina. Y así de este último sondeo del CIS sabemos que si a los ciudadanos se les pregunta a que partido van a votar resulta en primer lugar Podemos, pero una vez cocinadas las cifras el resultado es que si hoy hubiese elecciones ganaría el PP con poco más del 27 por ciento de los votos seguido por Podemos con el 23,9 y pisándole los talones el PSOE con el 22,5. Los cocineros de la encuesta añaden al voto directo el ingrediente del recuerdo de las últimas elecciones y así llegar a la conclusión que PP ocupa la primera posición en el ranking.
Los socialistas, a través de su portavoz Antonio Hernando se quejan de la encuesta está demasiado «cocinada» y que no se creen que Podemos les supere en intención de voto, aunque eso sí suspiran aliviados porque su líder Pedro Sánchez aunque no aprueba al menos obtiene más nota que Mariano Rajoy. En cuanto a qué nota saca Pablo Iglesias, eso no nos lo dicen con la excusa de que Podemos no tiene representación en el actual Parlamento.
Con estos resultados caben unos cuantos futuribles. El primero que el PP vuelva a ganar las elecciones aunque sin mayoría absoluta con lo cual le resultaría difícil formar gobierno porque al día de hoy no parece que pueda tener con quién.
¿Podría gobernar el PSOE? La respuesta es que si pero si se alía con Podemos. Y la siguiente pregunta es ¿lo haría? ¿llegaría a un pacto con Podemos? .Pero esa es una pregunta a la que no parece que quieran responder desde el PSOE, al menos claramente.
También habría que preguntarse si Podemos pactaría con el PSOE, o si por el contrario preferirían a Izquierda Unida que parece que empieza a remontar la caída que se reflejaba en anteriores encuestas. Lo que está claro es que ese tercer puesto en que el «oráculo» del CIS sitúa al PSOE es una mala noticia para Pedro Sánchez porque deja a los socialistas en tierra de nadie. Si pactaran con el PP, malo, pero si lo hacen con Podemos sería el abrazo del oso.
Y es que a la vista de la experiencia, el PSOE perdería a la larga. Cada vez que los socialistas han compartido gobierno en las autonomías al final han terminado perdiendo votantes hasta terminar relegados a la irrelevancia.
En cualquier caso la encuesta del CIS viene a reafirmar algo evidente que es el liderazgo social de Podemos, y como ésta formación política está jugando y va a jugar un papel protagonista en la política española.
Y otra evidencia, Podemos no le quita votos al PP, pero al PSOE y a IU, se los está quitando día a día. Y, o el PSOE empieza rectificar el rumbo, y su líder, Pedro Sánchez empieza a demostrar que tiene discurso político y proyecto de futuro, o ese segundo puesto que Podemos ocupa en el ranking será definitivo, si es que, incluso, esta formación no termina haciéndose con el primer puesto por más que en el PP confíen que a la hora de la verdad los votantes de centro derecha les voten aunque sea tapándose la nariz.
Así están las cosas al día de hoy. El oráculo del CIS ha hablado y sus augurios no pueden ser peores para Pedro Sánchez.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído