Luis del Val – Podría ser


MADRID, 5 (OTR/PRESS)

Tras proclamarse como presidenta de la Comunidad de Madrid Tania Sánchez Melero, los votos de Podemos en la capital del Estado aumentaron tanto que Pablo Iglesias Turrión acudió a las elecciones generales de enero de 2016, que ganó, como claro favorito. Aunque la ya presidenta de la Comunidad de Madrid le había dicho al periodista Gonzalo Suárez, el 16 de noviembre del ya lejano 2014: «Yo soy de Izquierda Unida. Jamás me iría, ni traicionaría a mi partido», y pese a la denuncia de Manos Limpias, por su gestión como concejala de Rivas Vaciamadrid, la mayoría absoluta de Tania fue tan espectacular como la de su compañero de Podemos, Pablo.
Constituidas las Cortes, y votado como presidente de Gobierno, hubo un problema de protocolo, que tardó varios días en resolverse, es que Pablo Iglesias Turrión se negó a acudir al Palacio de la Zarzuela a jurar su cargo de Presidente del Gobierno, e insistió en que fuera el Rey Felipe VI el que se desplazara a la sede de Podemos. Tania Sánchez medió en la discusión y ofreció la sede de la Comunidad, en la Puerta del Sol, lugar que le agradó a Pablo Iglesias, porque desde allí se había proclamado la II República. No obstante, la Casa Real propuso el Palacio de las Cortes, y fue allí donde se celebró la ceremonia. Ese día una auténtica marea de banderas republicanas se concentró en la Carrera de San Jerónimo y, cuando un grupo entusiasta de Podemos sustituyó la bandera de España, que ondea en las Cortes, por la de la II República hubo varios detenidos, seguido de desórdenes. Pablo Iglesias Turrión, en persona, acudió a la comisaría donde estaban los abanderados detenidos y logró su puesta en libertad. A la salida, comentó que «estas cosas no pasarían cuando se proclamara la III República».
Tras proclamarse la III República, la prima de riesgo superó los 1.100 puntos y se colocó por encima de la griega ¿Podemos? Podría ser, si así lo deciden la mayoría de los españoles.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído