Escaño Cero – «Saber y no saber».


MADRID, 10 (OTR/PRESS)

Artur Mas ha dejado dicho en el Parlamento catalán que no sabía nada de nada respecto a los dineros de la familia Pujol.
La cuestión es si el Presidente de la Generalitat ha sido o no convincente, y al decir de buena parte de los parlamentarios catalanes Artur Mas no convenció.
Pero me parece a mí que es un poco hipócrita señalar a Mas o solo preguntarle a él en lo que se refiere a la fortuna de los Pujol, y más concretamente a la riqueza inusitada de los hijos de Jordi Pujol que se exhibían por Barcelona como auténticos potentados. Como hay que preguntarse por qué los medios de comunicación catalanes han sido durante tantos años tan complacientes con los Pujol. Es más, los políticos catalanes solían presumir del oasis catalán en contraposición con la prensa de Madrid.
Pero insisto, habría que preguntar directamente a los políticos, por ejemplo a los del PSC, recuerden que Pascual Maragall fue el que «destapó» públicamente lo del tres por ciento de las comisiones cobradas por contratos públicos.
Preguntemos también porque la Hacienda Pública no ha sido capaz de detectar ninguna irregularidad hasta hace poco más de un año.
Así que Artur Mas se ha refugiado en el que no sabía nada, y podría haber añadido que sabía o dejaba de saber lo que sabían o dejaban de algunos de los parlamentarios de la Cámara.
Naturalmente que cuesta creer que no sabía nada. Como cuesta creer que durante años no supieran nada en la Cataluña oficial, la política y periodística, la empresarial, la financiera, la del Poder.
Los Pujol se han comportado como una dinastía. Jordi Pujol gobernaba y sus hijos, en vista de lo visto, han cimentado su fortuna a la sombra del padre.
No, no es creíble que Artur Mas no supiera nada, y es intolerable que desde las filas de CiU, con la complacencia de sus socios de Ezquerra, se diga que el asunto Pujol es un tema privado, de la familia, y que está siendo utilizado para hacer daño al catalanismo.
Hombre, el único daño claro es el de los Pujol a la Hacienda Pública. Pero dicho esto, la reflexión de fondo tiene que ver con el manejo del Poder, con como hay quienes se sienten por encima del bien y del mal, pero al final terminan hechos añicos.
Ya lo he escrito en otras ocasiones, Jordi Pujol sin duda fue, a través de Miguel Roca, uno de los pilares de la Transición, y CiU durante décadas ha sido un factor de estabilidad no solo para Cataluña sino también para el resto de España. Por eso la caída de Pujol supone el fin de la inocencia, al quedar al descubierto descarnadamente, que la familia del que fue Muy Honorable Presidente y él mismo no han sido lo ejemplares que debieran.
Pero la cuestión hoy es cuanto sabía o dejaba de saber Artur Mas y yo casi me atrevería a decir que ni más ni menos que muchos de los que le preguntaron en el Parlamento..

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído