Escaño Cero – «El ciudadano Rivera»


MADRID, 4 (OTR/PRESS)

El envite de los adversarios es lo que en ocasiones muestra la importancia de alguien. Es lo que le está pasando a Albert Rivera con cada encuesta que se publica augurando que Ciudadanos se puede convertir en una fuerza política determinante a nivel nacional.
Al ciudadano Rivera le empiezan a llover ataques desde todos los frentes y es que los sociólogos vienen señalando que Ciudadanos tiene un potencial electorado de aluvión, es decir de gente desencantada del PP, del PSOE, de IU, de Convergencia, de UPyD, etc.
En realidad el voto del descontento parece que se va a repartir entre «Podemos» y «Ciudadanos», y estas dos formaciones también se tiran tarascadas entre sí.
En el PP están preocupados porque por su flanco más centrista se le van los votos a ciudadanos, y en el PSOE, al menos oficialmente, se niegan a creer que sus votantes les puedan traicionar con el ciudadano Rivera. Se conoce que no leen o no terminan de creerse las encuestas que machaconamente señalan que Ciudadanos es una formación transversal, y que por tanto los votantes socialistas más centristas encuentran una vía de escape en esta formación.
Los expertos en demoscopia suelen decir que las elecciones se juegan y se ganan con el electorado de centro, y eso es lo que parece ser Ciudadanos, una formación de centro, en algunas cuestiones de centro izquierda y en otras solo de centro, pero ese es el espacio en que se mueve. De ahí las expectativas electorales que parece tener.
Hasta el momento el ciudadano Rivera no ha cometido ningún error de bulto y está defendiendo un programa con contenido social pero sobre todo con soluciones.
Yo que él me cubriría todos los flancos porque sus adversarios se las saben todas y harán lo imposible por hacerle añicos.
El ciudadano Rivera tiene una cualidad como candidato y es que parece un tipo normal, nada en él es histriónico, ni lo que dice ni como lo dice. Su discurso es sosegado, huye de los insultos a los adversarios, y habla de una manera en que le entiende todo el mundo, nada de discursos alambicados. En realidad da la impresión de ser una persona sensata que es lo que convence a ese electorado de centro que se ha quedado huérfano tanto en el flanco derecho como en el izquierdo.
En mi opinión, y a pesar de lo que dicen las encuestas, Ciudadanos tiene un problema y es que en las elecciones municipales y autonómicas presenta a candidatos que son en su mayoría auténticos desconocidos, y eso puede jugar en su contra porque uno tiende a votar como alcalde a alguien que al menos sepa quién es.
Pero las urnas siempre dan sorpresas, así que por ahora nada está escrito. Eso sí, cada día que pasa parece consolidarse la irresistible ascensión del ciudadano Rivera.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído