Fermín Bocos – Un asunto de Estado


MADRID, 16 (OTR/PRESS)

A medida que se acerca la cita del 27S, la campaña electoral catalana se parece más a una suerte de primera vuelta de unas elecciones generales. No son los partidarios de la secesión sino los dos grandes partidos estatales PP y PSOE quienes han entrado en ese registro. Se tienen ganas y se les nota. Fue Pedro Sánchez quien disparó primero -cansado, sin duda, de tener que rebatir el mantra repetido por los populares sobre los presuntos pactos con Podemos-. Pero en el PP no se demoraron en la réplica. Por boca del propio Mariano Rajoy hemos escuchado no una, muchas veces (este punto tiene asiento fijo en los discursos de los mítines) que de gobernar el PSOE la recuperación económica se iría al garete. Oído el decir de los jefes, a los segundos (Iceta, PSC, García Albiol, PP catalán). Les ha faltado tiempo para convertirse en eco. Tengo para mí que es una estrategia equivocada. Error del que se aprovechan quienes están por saltarse a la torera la Constitución. Ahora lo que toca, porque lo que está juego es mucho, es frenar democráticamente la deriva de los independentistas. Es un asunto de prioridad nacional. Un asunto de Estado. No se trata de abolir las diferencias partidistas, legítimas y explicables en el contexto del pluralismo democrático. Volverían al discurso de los partidos así que pase el 27S y dentro de un par de meses estén convocadas las elecciones legislativas. Aparcar las diferencias en la semana que queda de campaña en Cataluña sólo significa dar prioridad a lo que es prioritario: la defensa de la unidad de España. Valor principal consagrado por la Constitución democrática que aprobamos en 1978. Por cierto en el caso de Cataluña por abrumadora mayoría. En este asunto volar por separado es dar ventaja a quienes quieren saltarse la Carta Magna. Tiempo habrá para volver a la disputa partidista porque lo que ahora está en juego , es como, digo, un bien superior. Nada menos que la continuidad histórica de España. Por eso, ya digo, que me parece un error convertir los comicios catalanes en una primera vuelta de las generales. Olvidando que la defensa de la unidad es un asunto de Estado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído