Antonio Casado – Encuestas


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

Suele decir el secretario de Organización del PSOE, César Luena, que el PSOE ha decidido no encargar encuestas. Por dos razones. Primera, porque son muy caras. «Es tirar el dinero», dice. Además porque no son lo bastante fiables como para compensar el gasto, puesto que, como los propios expertos reconocen, se limitan a recoger la foto de un momento determinado que, como es natural, se ha perdido en la polvareda del calendario, se ha perdido a la hora de la verdad.
Probablemente, tiene razón. Sobre todo cuando a uno le echan encima dos fotos contrapuestas de un determinado momento. Muy diferentes en el aquí y ahora de las consabidas prospecciones cuando faltan casi siete semanas para el recuento del 20-D. Una de ellas va firmada por expertos socialistas dirigidos por el catedrático de Sociología, José Félix Tezanos, de larga y conocida vinculación al ex vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra. No es encargo, porque la hace motu proprio la revista «Temas», pero nada tiene que ver con la de Demoscopia, conocida casi simultáneamente en estos últimos días.
Así como ésta coloca la opción socialista en el tercer lugar de las preferencias electorales de los españoles (21%), por detrás de Ciudadanos (22,50) y Podemos de cuarta fuerza (17%), aquella anuncia que el PSOE ganaría las elecciones (30%), frente al PP (26%), mientras que Podemos sería tercera fuerza (20%) y Ciudadanos cuarta. La de Demoscopia se basa en 1.400 entrevistas telefónicas realizadas entre el 26 y el 28 de octubre y asume un margen de error técnico del 2,7% arriba o abajo. La de «Temas» dice basarse en 2,324 entrevistas domiciliarias entre el 8 se septiembre y el 2 de octubre.
Si en un mes ha cambiado tantísimo el tablero demoscópico en las cuatro primeras posiciones, es que en el mes largo que faltan para las elecciones puede volver a cambiar por el mismo precio. Así que todo queda abierto para ratificarse en que el mensaje de las encuestas es más volátil que la bolsa en tiempos de guerra. O, en su caso, en que la volatilidad la pone unos votantes desorientados en vísperas de unas elecciones que van a abrir la puerta a un tiempo político marcado por la necesidad de revisar el gran pacto constitucional de 1978 y donde ningún partido podrá hacer ya de su capa un sayo (adiós a las mayorías absolutas).
Así las cosas, conviene encomendarse a las entrañas oficiales de la oca. Me refiero al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que esta misma semana daráa conocer su barómetro trimestral. El primero después de la reciente convocatoria de las elecciones generales, sin perjuicio del sondeo específico que este mismo organismo oficial hará publico a primeros de diciembre. Como lo importante, en todo caso, son las tendencias, conviene recordar lo que el CIS nos dijo en su último barómetro, el del mes de julio. El PP se mantenía como primera fuerza (28,2), segunda el PSOE (24,9%), tercera Podemos (15,7) y cuarta Ciudadnos (11,1). Y luego le damos otra vuelta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído