Fermín Bocos – Estrategias de campaña


MADRID, 2 (OTR/PRESS)

Las encuestas y la opinión publicada coinciden: a cincuenta días vista de las elecciones, el resultado está muy abierto y la «cuestión catalana» emerge como el gran problema del momento.
El PP sigue en cabeza de los sondeos, pero su distancia respecto de quienes le siguen es mínima. Ciudadanos, imparable desde su éxito en los comicios catalanes, crece en intención de voto y le come terreno a un PSOE cuyas ambigüedades en relación con el desafío de los separatistas catalanes, sin duda desconcierta a sus electores en el resto del país. Hablo de ambigüedad porque planteado como está el proyecto de ruptura por las bravas de la unidad de España, el anuncio de reforma de la Constitución que tanto reitera Pedro Sánchez, crea más incertidumbre que confianza. La «cuestión catalana» polariza la vida política española y frente a ella, el ciudadano medio comparece en las encuestas exigiendo claridad. Ideas y soluciones claras para frenar la deriva secesionista.
Tras meses de hibernación, hasta La Moncloa parece haber captado la clave del problema. Los populares ha reparado con alivio que la «cuestión catalana» ha desplazada al paro y a la corrupción (asuntos en lo que sale perdiendo) del podio de las preocupaciones de los ciudadanos. De ahí la agenda amplia de contactos mantenidos por Mariano Rajoy. Los encuentros con Sánchez, Rivera, Iglesias -y los que se anuncian con Garzón, Durán Lleida y Herzog- eran impensables hace un par de meses. Los estrategas del PP han aislado como valor político la inquietud que genera este asunto y le han dado la vuelta a la posición «institucional y contemplativa» con la que venían siguiendo el desafío soberanista de Artur Mas y sus aliados y han decidido pasar al ataque. Mariano Rajoy advierte que la maquinaria del Estado está trabajando para frenar a los separatistas y su jefe de filas en Cataluña, García Albiol anuncia un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la resolución del Parlament que plantea la «desconexión» con el Estado. ¿Idea original, por cierto, de Ciudadanos? La inequívoca defensa de la unidad de España que es seña de identidad de Ciudadanos les está catapultando en los sondeos. En el PSOE van con retraso. La ambigüedad les perjudica. Otro tanto le sucede a Podemos, cuya apuesta por celebrar una consulta obtiene un respaldo minoritario en el conjunto de España. Veremos qué pasa el 20 D.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído