Escaño cero – Un error imperdonable


MADRID(OTR/PRESS)

Turquía ha roto la coalición internacional contra el Estado Islámico.
La decisión de derribar un avión ruso ha sido un error imperdonable. Pongamos que el avión ruso durante unos segundos se metiera en el espacio aéreo turco, pero ni aún así se justifica la reacción de las autoridades turcas de ordenar derribarlo.
Las autoridades turcas se defienden diciendo que tienen derecho a preservar su integridad territorial. Claro. Eso no se discute. La cuestión es que nadie había puesto en peligro su integridad territorial. De manera que el argumento de defensa es inservible.
Turquía ha provocado una crisis de alcance mundial de consecuencias impredecibles.
La realidad es que el papel que viene jugando la Turquía de Erdogan es cuanto menos cuestionable. Con Erdogan este país ha retrocedido y no es un ejemplo de democracia, ya que se persigue a los opositores, se amenaza a los periodistas, se cierran medios de comunicación, y poco a poco se está islamizando a una sociedad que era, hasta la llegada de Erdogan, una sociedad laica, con separación plena entre la religión y el Estado.
Se ha publicado que los terroristas del Estado Islámico sacan el petróleo a través de Turquía sin que el Gobierno de Erdogan esté siendo capaz de impedirlo, sino que más bien mira hacia otro lado.
Pero volviendo a la crisis del avión, lo cierto es que el haber abatido un avión ruso que sobrevolaba Siria combatiendo contra el Estado Islámico, ha provocado una crisis de la que ya veremos como se sale.
Rusia no puede permanecer impasible ante esa acción beligerante, y la OTAN se mantiene expectante puesto que Turquía es parte del club.
Pero si las calles de medio mundo, sobre todo en Europa, se llenaron de gente en su día gritando «no» a la guerra contra Iraq, se pueden volver a llenar si alguien pretende un enfrentamiento con Rusia a cuenta de Turquía.
Turquía es un aliado de Occidente, sí, un aliado a su manera, pero sus intereses no son necesariamente los de Occidente sobre todo desde que la gobiernan los islamistas, por muy aparentemente moderados que sean Erdogan y los suyos.
Así que sería imperdonable que el error turco lo tenga que pagar Occidente. Es más, las opiniones públicas de los distintos países europeos no lo van a permitir.
Es Erdogan quien ha cometido el error y quien debe remediarlo. Aunque derribar un avión ruso es más que un error, es una provocación imperdonable. Con amigos como Erdogan no necesitamos enemigos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído